Montserrat Cerviño Psicóloga

"Hay que ponerse en el lugar del niño, a veces se nos olvida que no nacimos adultos"

"Cuando hay que reñir conviene cuidar mucho lo que decimos y cómo lo decimos. No es lo mismo 'has hecho una tontería' que 'todo el día haces tonterías' o 'eres un tonto'"

17.03.2016 | 15:47
La psicóloga Montserrat Cerviño.
Montserrat Cerviño, psicóloga
"Chillar puede ser un desahogo, pero hay que pensar que no obtenemos resultados positivos"

Asegura que ponerse en el lugar del niño, elegir el momento adecuado para hablar con él y sobre todo cuidar las formas y el lenguaje cuando se le riñe por su mal comportamiento son algunas de las claves para lograr una buena comunicación con los hijos. "Chillar sólo sirve de desahogo, pero tenemos que pensar ¿obtenemos algún resultado?", señala la psicóloga de la Asociación de Ayuda a Familias de Drogodependientes (Adafad) Montserrat Cerviño que ayer impartió la charla Si me chillas no te oigo en el IES Salvador de Madariaga de A Coruña en el marco de unas jornadas formativas para las familias que las ANPA de este instituto y del IES Rafael Dieste organizan hasta mayo.

-Titula su charla Si me chillas no te oigo, ¿Los padres pierden la paciencia con frecuencia?

-Todos podemos en algún momento chillar, pero hay que tener claro que es sólo una forma de desahogo y tenemos que pensar si sacamos algo positivo de ello, que suele ser que no. Chillar sólo nos lleva a sordera de hijos, a que el niño tape los oídos y al final se acostumbre a vivir en un hogar donde hay chillidos. Además, las bases de comunicación se establecen desde pequeños en familia y si sólo reciben chillidos, los niños aprenden que esta es la forma de expresarse.

-¿Cómo afrontar una regañina de forma correcta?

-Está claro que hay momentos en los que hay que reñir, pero debemos contar hasta diez y cuidar mucho lo que decimos y cómo lo decimos. Sólo con tener razón no basta, hay que explicar y razonar con el niño y sobre todo cuidar el lenguaje. Además hay que enjuiciar lo que ha hecho el niño, no a él mismo. No es lo mismo decirle 'has hecho una tontería', que 'todo el día estás haciendo tonterías' o 'eres un tonto'. El niño capta estos matices.

-¿Es útil enviar al niño al rincón de pensar para que reflexione sobre lo que ha hecho?

-Puede ser una buena fórmula para que piense durante cinco minutos lo que ha hecho. No hay una fórmula mágica para afrontar los conflictos, depende de lo que haya ocurrido, del niño, de los padres. De muy pequeños cuando no obedecen, a veces, simplemente sirve con no prestarles atención porque es lo que quieren, llamar la atención. Después hay que intentar que el niño lo entienda, que razone.

-Asegura que las bases de la comunicación que adquiera un niño en la infancia son importantes en su desarrollo...

-Sí, los menores con una base estable serán más autónomos, más participativos. La clave para conseguir una buena comunicación está en evitar los obstáculos que en ocasiones hacen que el niño no quiera expresar sus emociones.

-¿Qué obstáculos son esos?

-No escuchar, adelantarse a lo que va a decir el niño con frases del estilo 'ya sé lo que me vas a contar' o si el niño dice que le han castigado en el colegio, responder con un 'algo harías'. Esta actitud, el cortar su conversación, si se repite en el tiempo, puede hacer que el pequeño no quiera contar sus cosas. También es importante ver cómo nos cuenta las cosas porque el lenguaje corporal, el tono, su rostro, nos revela el 60% de la información a la hora de expresarnos.

-¿Cuales son las claves para mejorar la comunicación padres-hijos?

-Hay que escucharles y tener una comunicación activa que vaya más allá de '¿Qué tal estás?', ¿Qué comiste hoy?' Buscar momentos como puede ser cuando se acuestan para hablar con ellos, que nos cuenten lo que les ha pasado durante el día, decirles lo que nosotros haríamos en determinada situación y hacerles pensar, no darles solo la solución a un problema. También es importante ponerse en su lugar, ver lo que puede ser un problema para un niño de siete años porque a veces se nos olvida que no nacimos adultos.

-¿Es peor hoy en día la comunicación entre padres e hijos que hace unas décadas?

-No se puede decir que sea peor, pero sí diferente. No es tanto cuestión de tiempo como de calidad. Hay gente que lo hace muy bien y gente que no. Eso sí, las nuevas tecnologías facilitan muchas cosas pero no puede sustituir a la comunicación. En la comida, por ejemplo, tanto en casa como en un restaurante no conviene que los niños estén con el móvil o la tablet. Es un momento para conversar, comentar cosas.

-¿Cuáles son los principales errores que cometen los padres?

-No ponerse en el lugar del niño, no elegir el momento adecuado y muchas veces no contar hasta diez y descuidar el lenguaje al reñirles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

Lotería del Niño 2017

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Widget Lotería del Niño

Llévate a tu web, a tu escritorio o a tu iGoogle los resultados de lotería de Navidad y de la lotería del niño. Descárgatelo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine