"Al ser pocos, se suele sacar un elevado rendimiento de los alumnos"

16.07.2016 | 01:00

Las escuelas unitarias, con alumnos de distintas edades, son el ejemplo idóneo de la enseñanza individualizada. "Al ser un número reducido el profesor suele sacar un elevado rendimiento de cada alumno, ya que se consigue un control de contenidos por cada estudiante", explica José Antonio Pardo Cuñarro, profesor, ahora jubilado, con décadas de experiencia en docencia. En la parte negativa están los distintos niveles, lo que obliga al profesor a estructurar la clase de otra forma, pensando en una guía de trabajo diaria para cada alumno. Además, se crea un fuerte sentimiento de equipo. No obstante, muchos docentes consideran que un número reducido puede ser un problema para el capítulo social del alumnado: "Si viven en un entorno con pocas familias y pocos niños, quizás necesiten un espacio educativo con más chavales para compartir vivencias", explica Pardo Cuñarro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine