Los 'números' de las aulas gallegas

Galicia registra una media de 10,3 estudiantes por cada profesor, la segunda ratio más baja de todo el país - Unos 3.000 docentes se jubilarán en los próximos cuatro años

12.09.2016 | 09:21
Una profesora imparte clase en un aula gallega.
Una profesora imparte clase en un aula gallega.

Claves

  • Ratio. Galicia cuenta con una media de 10,3 alumnos por cada profesor que imparte clase en la comunidad, lo que supone la segunda ratio estudiantes-docente más baja de todo el país
  • Alumnos por clase. Esta ratio no equivale al número de alumnos por clase que suele ser superior, especialmente en las zonas urbanas. La ley permite 25 o 35 estudiantes, según la etapa
  • España. A nivel estatal, la ratio es de 12 alumnos por cada profesor, una cifra que se supera en comunidades como Andalucía, Madrid o las Islas Canarias, entre otras

La división entre el total de alumnos matriculados en colegios gallegos y el número de profesores que imparten clase en la comunidad arroja una media de 10,3 estudiantes por cada docente, según los datos del curso pasado que acaba de publicar el Ministerio de Educación. Una ratio alumnos-profesor que sitúa a Galicia como la segunda comunidad con menor tasa -solo por debajo de Asturias-, pero que en la práctica no se traduce en esa cifra de alumnos por clase. El número de estudiantes por aula es superior, especialmente en las zonas urbanas, donde se puede llegar a 25 o 35, según la etapa

Galicia cuenta con una de las ratio alumnos-profesor más bajas de todo el país. La comunidad gallega registra una media de 10,3 estudiantes por cada docente que imparte clase en las enseñanzas de régimen general, una cifra solo inferior en Asturias (10,2), según los últimos datos del Ministerio de Educación, correspondientes al pasado curso 2015-2016. De este modo, Galicia pierde un liderazgo -el tener la ratio más baja- que mantenía desde hacía tres cursos. La ratio surge de dividir el número total de profesores que imparten clase en colegios gallegos y la cifra de matriculados, pero en la práctica el número de alumnos por clase es mayor, especialmente en las zonas urbanas. En la actualidad, la ley permite 25 estudiantes por aula en Infantil y Primaria, 30 en ESO y hasta 35 en Bachillerato.

Los datos del Ministerio revelan que la ratio alumnos-profesor de Galicia se sitúa dos puntos por debajo de la media estatal (en el conjunto de España hay 12 escolares por cada docente) y hasta tres respecto de las comunidades con peores tasas: Madrid (con una ratio de 13,1), Canarias (12,9) o Andalucía (12,6). Una tasa, sin embargo, que no se refleja en el día a día de las clases ya que mientras en algunas zonas del rural -debido a la caída de la matrícula- puede haber centros que mantengan esta ratio, en las ciudades o zonas urbanas es frecuente que el número medio de alumnos por profesor sea superior a esta cifra.

Pese a ello, si solo se analiza la ratio general la comunidad gallega también saca buena nota si se compara con la situación en otros países. En el año 2015 la ratio de estudiantes por profesor ascendía a 18 en Reino Unido o Francia, a 14 en Estados Unidos y a 12 en Alemania. En Galicia, sin embargo, no se rebasa la barrera de los 10,3 alumnos por docente desde al menos el curso 2011-2012, según la estadística del Ministerio.

Además, el número de estudiantes por profesor varía en función de la titularidad del centro. Mientras en los colegios públicos gallegos había una media de 9,8 alumnos por docente en el curso 2015-2016, en los privados, la cifra ascendía a 12,1. De este modo, Galicia sería la quinta comunidad con menor ratio en la enseñanza pública -por debajo de País Vasco (8,9), Asturias (9,4), Castilla y León (9,4) y Extremadura (9,7)- y la segunda con mejores datos en la privada, por debajo de Cantabria (11,8).

Si se analizan los datos absolutos de profesores que imparten clase en Galicia, la comunidad se situaba el pasado curso como la quinta con una plantilla más amplia: 41.816, solo por debajo de los más de 133.100 de Andalucía, los 116.000 de Cataluña, los 92.900 de Madrid y los 75.000 de la Comunidad Valenciana. Una cifra, sin embargo, que podría ser insuficiente en sólo unos años ya que se calcula que unos 3.000 docentes gallegos se jubilarán en el plazo de solo cuatro años.

Este mismo verano, la Xunta convocó una oferta pública de empleo con 1.112 plazas de docencia en centros públicos de la comunidad: 500 para impartir clase en Primaria, 478 para profesores de Educación Secundaria Obligatoria y 122 para docentes de Formación Profesional. Más de 15.000 personas se presentaron a las pruebas. Tras varios años en donde la tasa de reposición -para cubrir las jubilaciones- no podía superar un determinado porcentaje por orden del Gobierno central, este año se pudo volver a una reposición del 100%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine