Solo uno de cada tres universitarios gallegos logra finalizar la carrera en cuatro años

Es una tasa similar a la media española, pero a gran distancia de País Vasco y Navarra, donde el 60% se titula en el plazo previsto en el plan de estudios - Un 15% de gallegos deja el grado tras el primer curso

13.09.2016 | 10:33
De izquierda a derecha, Viaño, Mato, Rueda y Abalde, ayer, en Santiago.
De izquierda a derecha, Viaño, Mato, Rueda y Abalde, ayer, en Santiago.

Claves

  • Tasa de idoneidad. Sólo el 34,3% de universitarios gallego logra finalizar la carrera en el plazo previsto en el plan de estudios. Una tasa similar a la media estatal y que la sitúa como la octava autonomía con menor porcentaje
  • Perfil. A nivel estatal hay grandes diferencias por sexos. Mientras sólo el 24% de varones logra sacar la carrera por curso, la tasa sube al 40% entre las mujeres, según un informe de la Fundación CyD
  • Titulaciones. La tasa también varía en función de las carreras. Magisterio y Enfermería son las carreras con mejores datos mientras que Matemáticas, Informática e Ingeniería de la Construcción, las que tienen peor tasa

Sólo un tercio de los universitarios gallegos logra sacar la carrera a curso por año. Si la mayoría de los grados tienen una duración teórica prevista de cuatro años, el 65,7% de los matriculados en una facultad de Galicia tarda más tiempo en finalizar sus estudios, frente al 34,3% que se titula en el tiempo previsto, según el informe La contribución de las universidades españolas al desarrollo 2015, que ayer hizo público la Fundación Conocimiento y Desarrollo con datos del curso 2013-2014. Una tasa que sitúa a Galicia a la par que la media estatal (34%) y en mitad de la tabla si se analiza la tasa de idoneidad por autonomías: es la octava con menor porcentaje de universitarios que se titula en cuatro años.

La situación es muy dispar en función de las comunidades analizadas. En el furgón de cola se sitúan las islas Canarias -donde sólo el 27,2% de los universitarios finalizan su carrera en el tiempo marcado en el plan de estudios-, Andalucía (29,8) y Baleares (29,9%). Una tasa de idoneidad que casi duplican en las autonomías que obtienen mejores resultados: País Vasco y Navarra, donde seis de cada diez alumnos se titulan en el plazo de cuatro años que marca la duración teórica de los grados.

El informe de la Fundación CYD revela que la tasa de idoneidad también varía en función del sexo. Mientras sólo el 24,4% de los chicos que entró en la universidad en el curso 2009-2010 había finalizado sus estudios en el curso 2013-2014, la tasa aumentaba hasta el 40,5% en el caso de las mujeres. Los porcentajes también presentan grandes oscilaciones, según los estudios analizados. Las mejores tasa de idoneidad se registraron en la formación de docentes -tanto en los grados de Infantil como de Educación Primaria- así como en enfermería: en todos ellos, más de la mitad del alumnado obtiene el título en el plazo previsto. Por el contrario, los grados de Informática, Matemáticas, Ciencias Físicas y Químicas, Economía o Ingeniería de la Construcción presentaron los peores datos, en donde menos del 20% saca curso por año.

En paralelo a la tasa de idoneidad -sacar la carrera en el plazo fijado en el plan de estudios-, el informe de la Fundación CyD analiza también la tasa de graduación, en la que se engloban a los anteriores y a quienes sólo precisaron un año más de lo previsto para sacar la carrera. En ese caso, la tasa sube en todas las comunidades. En Galicia, el 48,6% de los universitarios entraría dentro de esta clasificación mientras que en Castilla y León, Aragón, País Vasco o Navarra son seis de cada diez matriculados quienes logran sacar en este tiempo sus estudios universitarios.

El informe también revela que en los últimos años aumenta la tasa de abandono entre los universitarios. Si en el curso 2011-2012 quienes decidían no seguir en una carrera tras el primer curso representaban el 19% del total, la tasa subió en el 2013-2014 al 22,5%. En la comunidad gallega, la tasa de abandono está por debajo de la media estatal y se sitúa en el 15,3%, la tercera más baja de todo el país, solo por encima de Castilla y León (12,3%) y País Vasco (15,1%).

Por otra parte, los autores del informe resaltan en el documento que el impacto de la crisis ha sido y es tan notable y prolongado que muy pronto, si no aumentan sus recursos, se podría hablar de una "década perdida" del sistema universitario español, iniciada en 2009 con la crisis. Los autores, en las conclusiones del texto, resaltan que es tan importante dotar a los campus de más recursos como conferirles la autonomía necesaria para sus retos.

El vicepresidente de la Fundación, Francesc Solé, reconocía ayer durante la presentación que las universidades han ido superando la crisis con un "esfuerzo digno de resaltar" a pesar de sus "limitaciones", pero ha avisado de que los centros universitarios en el mundo "van a toda velocidad". Coincidió con el coordinador del trabajo, Martí Parellada, en que hay que "dar un golpe de timón" a la financiación en las universidades para revertir la actual situación. Desde 2009 - "cuando empezó la política de reducción de transferencias públicas a la universidad", según estos expertos- el descenso de ingresos en las universidades públicas españolas ha sido del 17,9 %, la plantilla de personal docente e investigador cayó un 6,6% y los alumnos bajaron en 100.000 entre 2011 y 2014.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine