Ana María López Méndez Docente con mejor nota en las oposiciones de Educación y que imparte clase en el IES A Sardiñeira de A Coruña

"Los alumnos de FP salen mejor preparados que los licenciados para el mercado laboral"

"Me acompañó la suerte; preparé 50 de los 73 temas que tocaban" n "Si tienes un mal día y fallas en la teoría ya quedas eliminado; no puedes demostrar cómo darías clase"

12.08.2017 | 09:09
Ana María López Méndez.

Sin acudir a una academia y compaginando su trabajo en el IES A Sardiñeira de A Coruña con las horas de estudio, Ana María López Méndez logró sacar la mejor nota (un 9,42) en las oposiciones de enseñanza que se celebraron el pasado mes de junio en Galicia. Licenciada en Ingeniería Química, esta joven asegura que destinó muchas horas de estudio a estas pruebas desde el pasado mes de febrero y reconoce que también le acompañó la suerte. "Solo estudié 50 de los 73 temas", sostiene. Profesora de FP asegura que los alumnos llegan algo desorientados, pero que salen mejor formados que los universitarios

Sin ir a una academia, preparando las oposiciones por su cuenta en casa y compaginando las horas de estudio con las clases en un instituto de Formación Profesional, Ana María López Méndez logró despuntar entre casi 15.000 aspirantes que este verano se presentaron a las pruebas para hacerse con una de las 1.043 plazas de profesor en Galicia. Es la número uno. Fue de todas las especialidades la candidata que obtuvo la mejor nota del millar de aspirantes que acaban de blindar su puesto docente para toda la vida. Sacó un 9,42 de nota media. Sobresaliente fue la puntuación de su examen teórico y también de la fase práctica.

Ana María López Méndez - que es natural de Vilagarcía de Arousa, pero da clases en el instituto de A Sardiñeira en A Coruña- es licenciada en Ingeniería Química y da clases en Formación Profesional de Análisis Químico. Su deseo es quedarse en el instituto donde ya impartió docencia los últimos años como interina, y no lo tendrá difícil, tras erigirse al número uno de la lista. Está "orgullosa" de la puntuación lograda. Confiesa que estudió "mucho", que se "apartó de familia, pareja y amigos" para "estudiar y estudiar", pero no se imaginó que iba a ser la mejor nota de las oposiciones de Educación de este año.

Sostiene que en la carrera y en el colegio fue "una estudiante normal", y apunta que empezó a preparar las oposiciones el pasado mes de febrero, cuando supo que se convocaban 15 plazas de su especialidad, por las que compitieron algo más de cien personas. Le costó un gran esfuerzo compaginar docencia en el instituto con tardes de estudio encerrada en casa. Desde el pasado mes de febrero, los fines de semana solo servían para "estudiar y estudiar".

No optó por la ayuda de una academia porque en su especialidad "no hay buenos temarios o libros de texto para preparar las oposiciones", así que ella sola por su cuenta "elaboró su propio temario, con bibliografía universitaria". Rebela con humildad que "la suerte" la acompañó en el proceso. Había estudiado, se sabía merecedora de la plaza de profesorar de Análisis Química, pero le resultó "imposible", dando clase, "prepararse los 73 temas que tocaban en las oposiciones", así que llevaba preparados "unos 50", y justo le tocaron los que sabía, aunque no los que más dominaba.

Las oposiciones de este año eran las terceras a las que se presentaba Ana María López, de 37 años. Las dos oportunidades anteriores se le brindaron en 2007 y 2008, y después de casi diez años sin volver a convocar plazas de su especialidad. Las anteriores convocatorias le abrieron la puerta a trabajar como profesora interina durante cinco años, primero en el instituto Manuel Antonio de Vigo y desde hace tres años en el IES A Sardiñeira de A Coruña. En su caso se hace realidad el dicho de a la tercera va la vencida.

Para López Méndez, su experiencia como docente fue clave para su éxito actual. "En FP no hay libros de texto y las clases son sobre todo prácicas, yo me preparo los temas para las clases; cuando comienzas a dar clase es duro y te exige mucho esfuerzo fuera del horario del aula, pero ese hábito, ese sacrificio y trabajo lo rentabilicé al preparar estas terceras oposiciones", explica.

López Méndez admite que las oposiciones pueden no ser el mejor método para elegir a los profesores que han de formar a las nuevas generaciones, pero desconoce cuál puede ser la alternativa. Pone en cuestión que la prueba teórica sea eliminatoria. "Si tienes un mal día, si te toca un tema que no tienes controlado, fallas, y ya quedas eliminado, y no puedes en la fase práctica demostrar cómo darías clases, cómo innovarías, cómo emplearías las nuevas tecnologías...", expone esta profesora.

Como profesora de FP, esta licenciada en Ingeniera Química se ha convertido en una firme defensora de la Formación Profesional. Explica que "los estudiantes de FP salen mejor preparados para el mercado laboral que los titulados universitarios". "Las empresas prefieren a los técnicos de laboratorio de FP para trabajar en un laboratorio que un licenciado. En los grados, más de la mitad de las clases son prácticas, sin embargo en los campus la formación es eminentemente teórica", razona, al tiempo que apunta que ella da clase a licenciados que desean ampliar su formación práctica con un grado de FP, y de paso buscar así una oportunidad laboral.

A los jóvenes que llegan a sus aulas los ve "muy desorientados". "Están perdidos y vienen a probar, pero no saben muy bien qué hay", comenta y por ello propone mejorar la orientación que reciben en los institutos para que no pierdan el tiempo y luego abandonen, y tampoco se malgasten recursos públicos.

Ellas acaparan las plazas

Siete de cada diez profesores que acaban de aprobar y ganar plazas en las oposiciones de enseñanza que se celebraron este año en la comunidad gallega son mujeres. Ganan por goleada, pero también son las mujeres las que más buscaron una oportunidad laboral en esta convocatoria. De 14.639 candidatos a las pruebas para convertise en profesor, 10.962 eran mujeres. No es un fenómeno nuevo. En las aulas públicas gallegas, el 60% del claustro docente son mujeres.

En la oferta de este año, estaban en juego 1.043 plazas, pero al final solo se cubrirán 919 plazas, de las cuales 18 son de funcionarios que optaban a otra especialidad. Por libre ingreso o promoción interna, se repartieron 901 plazas. Quedan sin cubrir 142. ¿Cómo si había casi 15.000 candidatos? Porque hubo especialidades en las que los examinadores consideraron que ninguno de los candidatos se merecía hacerse con el puesto, pero la gran mayoría, explican desde Educación, son plazas de promoción interna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lotería del Niño 2017

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Widget Lotería del Niño

Llévate a tu web, a tu escritorio o a tu iGoogle los resultados de lotería de Navidad y de la lotería del niño. Descárgatelo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine