Sanidade incrementa de tres a 15 años el periodo mínimo para traspasar una farmacia

Las nuevas boticas en la comunidad gallega serán adjudicadas en un único procedimiento y los aspirantes elegirán en función de su experiencia y méritos

30.08.2017 | 22:51

Las farmacias no podrán traspasarse en Galicia hasta que transcurran 15 años desde su apertura, lo que supone multiplicar por cinco el plazo actual para esas cesiones, salvo en casos de jubilaciones. De este modo consta en un anteproyecto de decreto con el que la Consellería de Sanidade modificará el sistema de apertura de boticas en la comunidad, que se regulará mediante un único concurso al que se presentarán todos los interesados. Se establecerá un listado de mayor a menor puntuación por sus méritos y experiencia y los aspirantes irán eligiendo, entre los puntos disponibles de apertura, el lugar en que establecerán su negocio.

Sanidade acomete de esta forma la segunda modificación de las normas que afectan a las farmacias en apenas tres meses, tras elaborar en mayo la planificación de 41 nuevas aperturas ocho años después del último concurso. Las modificaciones se producen después de que la crisis económica afectase al sector, especialmente por la pérdida de margen de beneficio tras las medidas de Xunta y Gobierno central para rebajar el precio de los medicamentos. En 2013, por ejemplo, se produjo el primer cierre de una botica gallega por un embargo. Se trataba de un local en Pontevedra.

A pesar de la mejora económica, el presidente del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, declaraba recientemente a este diario que la precariedad de ingresos continuaba afectando a muchas boticas, endeudadas para continuar su actividad.

El sector experimentará ahora otro cambio de la mano de Sanidade. El departamento dirigido por Jesús Vázquez Almuíña alega que el nuevo sistema de apertura, cierre y transmisión de boticas, regulado por un decreto de 2001, pretende "garantizar un proceso más transparente y agilizar los trámites de adjudicación".

Además de elevar de tres a 15 el tiempo de apertura de una farmacia antes de poder ser trasladada, reducirá los concursos para abrir una botica a un solo proceso. Todos los aspirantes serán evaluados con un baremo que medirá su "experiencia profesional, méritos académicos, formación de posgraduado, conocimiento de lengua gallega y medidas de fomento, mantenimiento y creación de empleo", si bien será la experiencia el "primer elemento valorable", según el borrador de decreto. Establecida la lista de méritos, el primero elegirá dónde ubicar su negocio y se continuará de forma sucesiva hasta agotar las licencias.

La fase de adjudicación tendrá una duración máxima de seis meses, de acuerdo con un anteproyecto que previsiblemente se aprobará antes de final de año. Además, se establece una garantía para el beneficiario de una licencia de 3.000 euros que deberá presentar diez días después de la adjudicación provisional.

Una vez el concurso sea firme, el adjudicatario dispondrá de dos meses para designar el local en que abrirá su farmacia. En caso de que por "causas ajenas", este no cumpla los requisitos de la Consellería de Sanidade, gozará de un mes adicional para hallar una alternativa o se le anulará la adjudicación del establecimiento.

Para ceder una botica en casos de jubilación del farmacéutico, declaración judicial de ausencia o incapacitación legal, el titular de la licencia deberá nombrar un regente. En caso de fallecimiento, el negocio se someterá a concurso, según el anteproyecto de Sanidade.

Apertura de 41 nuevos locales


El último concurso para abrir farmacias en Galicia concluyó hace ocho años tras dilatarse desde su inicio, en 1997, debido a diferentes impugnaciones judiciales. Entonces, fueron 87 las boticas a subasta. La Xunta prevé ahora la apertura de otras 41 en un proceso que ultima.

En mayo abrió el proceso de alegaciones a un proyecto de decreto que establece la apertura de 24 nuevos locales en 24 parroquias carentes de este servicio y otras 17 en que el ratio de farmacias por habitantes quedó por debajo del fijado por ley debido al incremento de la población. En la última categoría se incluyen varios municipios cercanos a las ciudades que han visto crecer su número de vecinos por el tirón de estas. Se trata, por ejemplo, de Oleiros, Sada o Arteixo, que ganarán una nueva botica o Culleredo (que ganará tres) y Cambre (dos). En la actualidad, existen en Galicia 1.345 farmacias. Con la nueva previsión de Sanidade, las ciudades mantendrán su actual número de boticas.

El presidente del Colexio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, negó en mayo que la Xunta consensuase con el gremio la planificación de aperturas y reclamó tener en cuenta los problemas económicos de los negocios en el rural por la caída poblacional.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine