La cultura homenajea a Ferlosio

Familiares y compañeros rinden tributo al autor de 'El Jarama', considerado uno de los mejores prosistas del siglo XX, con motivo de su 90 cumpleaños

05.12.2017 | 12:26
El escritor Rafael Sánchez Ferlosio, ayer, junto a su mujer, Demetria, y el ministro de Cultura.

Compañeros de oficio como Andrés Trapiello, Manuel Vicent o Sánchez Dragó, profesionales del mundo editorial, familiares, amigos y autoridades del sector cultural rindieron ayer su particular homenaje a Rafael Sánchez Ferlosio, considerado por muchos el mejor prosista del siglo XX. La celebración del 90 cumpleaños del autor de 'El Jarama' fue el motivo para realizar un homenaje en el que Adriana Ozores se encargó de dar lectura a algunos de sus textos más emblemáticos y el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, resaltó la "vida consagrada a la escritura" de este autor que recibió el Premio Cervantes

El escritor Rafael Sánchez Ferlosio cumplió ayer 90 años rodeado de familia, compañeros de oficio y del mundo editorial, que le reivindicaron como un referente moral en un acto de homenaje en el que, hablando de su futuro como escritor, aseguró: "Se hará lo que se pueda". Acompañado de su mujer, Demetria, Rafael Sánchez Ferlosio (Roma, 1927) asistió al acto organizado por la editorial Penguin Random House, en el que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, destacó la vida "consagrada a la escritura y al pensamiento" del autor de El Jarama.

Tras el acto, y a preguntas de los periodistas, el escritor recordó una anécdota protagonizada por Valle-Inclán, que le dijo a Juan Belmonte: "A ti solo te falta que te mate un toro", y el torero contestó: "Se hará lo que se pueda, don Ramón". Y aseguró que ayer no iba a hacer nada especial por haber cumplido 90 años, aparte de asistir a este homenaje, porque había polución.

Sánchez Ferlosio "no es amigo de homenajes", reconocía el ministro, que recordó cómo el escritor, tras el éxito de El Jarama recibió un homenaje en el que pasó "una vergüenza terrible" que casi provocó que abandonara la literatura para no tener que ocupar "el grotesco papelón del literato". "Hoy no puede escapar", bromeó Méndez de Vigo, quien aseguró que un escritor siempre escribe, en cierta manera, "para la eternidad" y que Sánchez Ferlosio tiene garantizado "el bien inexpugnable que es la memoria" de su obra.

Tras calificarle como un autor "sorprendente y desconcertante en el mejor de los sentidos", el ministro agradeció al escritor el conjunto de su trayectoria, su audacia y su vida consagrada a la literatura y al pensamiento. "Una forma de vida entre quijotesca y machadiana", consideró Méndez de Vigo, que resaltó su honradez intelectual y recordó su mezcla de "sabiduría y desdén" y sus ganas de "instruir e instruirse".

Galardonado con el Premio Cervantes (2004) y el Nacional de las Letras Españolas (2009), entre otros muchos, Sánchez Ferlosio asistió también a la lectura por parte de la actriz Adriana Ozores de varios de sus textos, que le ha gustado mucho, según explicó después a los periodistas: "Ha leído muy bien, maravillosamente".

Al acto, al que dio inicio Nuria Cabutí, consejera delegada de Penguin Random House, acudieron escritores como Félix de Azúa, Manuel Vicent, Andrés Trapiello, Fernando Sánchez Dragó o José María Guelbenzu, entre otros, además del secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, y el editor Ignacio Echevarría.

Este último aseguró que Ferlosio, considerado por muchos como el mejor prosista español del siglo XX y uno de los creadores vivos más completos, es un referente moral para varias generaciones de lectores que no están conformes con el rumbo de la sociedad.

A su obra se le atribuye una carga de complejidad que tiene que ver con el modo en que expone unas reflexiones que a menudo critican el poder y el sustrato ideológico.

Dentro de su trayectoria se distinguen tres etapas que ha marcado el propio escritor: una de afición por la prosa literaria, que se ve bien reflejada en Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951); una de exploración narrativa, que dio lugar a El Jarama (1955); y otra de inmersión en el estudio de la gramática.

Echevarría agradeció la belleza, el rigor y la sabiduría de su escritura y su ejemplaridad como autor a Sánchez Ferlosio.

Altos estudios eclesiásticos. Gramática, narración y diversiones (2015), Gastos, disgustos y tiempo perdido (2016), Babel contra Babel (2016) y Qwertyuiop (2017) son algunas de las últimas obras de este autor al que ayer homenajearon desde el mundo de la cultura, con la penúltima de ellas galardonado el pasado octubre con el Premio Internacional de ensayo Caballero Bonald.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine