Jugar con los niños menores de seis años ayuda a detectar posibles problemas en la visión

10.12.2017 | 03:16

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia aconseja regalar esta Navidad a los niños y niñas juguetes indicados para un correcto desarrollo del sistema visual, adaptados a la edad y a los gustos de los más pequeños y siempre siguiendo las recomendaciones de los fabricantes. Los primeros juguetes de los niños deben ir destinados a estimular su sistema visual y auditivo, considera la entidad. Entre el primer y el tercer mes de vida, los juguetes deben tener colores llamativos, vivos y tienen que acercarse a unos 20 centímetros de los ojos del bebé para que se interesen por ellos. A partir de los seis meses, se estabiliza la visión binocular y cromática. Los ópticos-optometristas indican que, a partir de ese momento, pueden jugar con cubos que se apilan y objetos con lo que tenga que reconocer formas geométricas, otros que produzcan sonidos al tocarlos, etc. A partir de los tres años, el niño puede jugar con rompecabezas que le ayuden a desarrollar su percepción y memoria visual. Los especialistas creen que es fundamental que los padres jueguen con los niños, sobre todo en la edad comprendida entre los tres y seis años, ya que podrán descubrir si su hijo tiene problemas para identificar colores, para coger un objeto porque no lo ve bien, porque calcula mal las distancias o tiene un campo visual limitado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine