Pelea en Gijón

Una cena en un restaurante acaba en una batalla campal a cuenta de Cataluña

Una joven catalana explica que les empezaron a insultar y "nosotros nos hemos calentado"

24.12.2017 | 03:43

Una cena en el restaurante El Candil en Gijón terminó ayer en una auténtica pelea entre los comensales de dos mesas contiguas a cuenta de Cataluña.

Según explica Alba Luna, (de Cornellá de Llobrebat), que acudió al restaurante a cenar con su marido. "Se nos sentaron al lado unos muy pijos ellos que han empezado a insultar a los catalanes".

Tal y como ella misma añade, "les dijimos que yo era de allí y por favor cambiasen de tema para tener la fiesta en paz y que no se nos atragantara, pero ahí se empezaron a cebar con nosotros a insultarnos y nosotros nos hemos calentado también".

Al parecer, lo que comenzó siendo una discusión acabó por convertirse en una batalla campal en medio del restaurante, y según Alba Luna "se nos echaron todos encima diciéndonos que éramos de la CUP y nos echaron a patadas".

Según su testimonio, cuando Alba Luna y su pareja se fueron a otro local a cenar "apareció la Policía Nacional, nos han sacado y nos han empezado a hablar de malas formas, que nos iban a denunciar. Me han empujado, me han agredido y ahora vamos a ir a una comisaría a denunciarles". Aunque tiene familia en Asturias, "cada vez se me quitan más las ganas de venir y lo que ha ocurrido no es ninguna tontería".

Sin embargo desde el restaurante El Candil la versión es muy distinta a la que ofrece Alba Luna, y aseguran que "nadie les insultó y que la mesa de al lado estaba en una conversación privada y que en ningún momento se dirigieron a los catalanes".

Además, en respuesta a Alba Luna que ha hecho un comentario muy crítico del restaurante en las redes sociales del establecimiento, desde El Candil le responden que "fueron ustedes los que les llamaron la atención a los comensales de al lado y arrojaron una copa de vino sobre ellos, montando un espectáculo lamentable".

Desde el restaurante aseguran que en diecisiete años que llevan con el negocio jamás habían visto un espectáculo como este en el local. "Si ayer en lugar de ser día 22 fuese 28 de diciembre pensaríamos que todo esto se trataba de una broma de mal gusto o de una película de Berlanga".

Además desde El Candil, afirman que "nuestro restaurante está abierto para cualquier tipo de persona con ganas de disfrutar una comida, no importa su ideología, credo o religión, solo que tenga que saber estar en una sociedad civilizada. Deseo que reflexionen sobre su comportamiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine