El Sergas cifra en un centenar la media de contratos diarios de refuerzo para afrontar el pico de la gripe

11.01.2018 | 01:05

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) garantizó ayer la puesta a disposición de los recursos que sean necesarios para afrontar el incremento de demanda asistencial motivado por el pico de la epidemia de gripe, y cifró en un centenar la media de contrataciones diarias para reforzar las plantillas. Así lo manifestó, en una entrevista en la Televisión de Galicia (TVG), el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, quien aseguró que, "a día de hoy, la situación de los hospitales públicos gallegos es la típica del período invernal, en plena ola del virus de la gripe". "Los servicios se están gestionando con una alta demanda, sin más incidencias y se van resolviendo los casos en los hospitales y los PAC", remarcó.

Aboal, quien apuntó que las altas cifras de frecuentación en los servicios de urgencia están siendo "altas, pero esperables", señaló que el Sergas ha reforzado sus plantillas, tal y como se contempla en los planes de contingencia de los hospitales, "y no porque protesten los sindicatos", y está habilitando camas "que ya están disponibles para ser utilizadas cuando sea preciso". "Cuando se llega a un determinado umbral, se abren nuevos lugares para atender a la gente, y eso incluye el refuerzo de personal adecuado", añadió.

Con respecto a las acusaciones de falta de previsión, el director xeral de Asistencia Sanitaria afirmó que el Sergas está preparado para afrontar la epidemia "desde octubre", cuando empieza la campaña de vacunación", y volvió a recordar la importancia de vacunarse, para aquellas personas mayores de 65 años o con dolencias crónicas.

Aboal reiteró que "el mejor remedio es la vacunación", al tiempo que incidió en la necesidad de hacer un "uso razonable de los servicios sanitarios", ya que gran parte de los pacientes que acuden a Urgencias pueden ser atendidos en los PAC o en sus centros de salud.

Aunque Jorge Aboal mantuvo que "hay camas suficientes y disponibles", también reconoció que es "complicado", en plena ola de gripe, mantener los estándares de calidad y los protocolos de atención. Según afirmó, eso "requiere la colaboración de todo el hospital y los equipos directivos, para funcionar de la manera más ágil posible". En todo caso, garantizó que los enfermos más graves son atendidos "de forma inmediata", mientras que los menos graves "tienen que esperar un poco más".

Finalmente, el director xeral de Asistencia Sanitaria explicó que no se puede predecir el comportamiento de esta ola de gripe, y que podría repuntar en próximas semanas, pero ha matizado que los hospitales públicos gallegos están "preparados para atender a los pacientes con la mejor calidad y seguridad asistencial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine