El juez envía a prisión al padre de los niños de Córdoba por presunta detención ilegal

Bretón regresó al parque donde dice que desaparecieron sus hijos para una reconstrucción de los hechos . La familia materna dice que su única preocupación es que aparezcan los menores

 
José Bretón, en el centro, durante la reconstrucción de los hechos realizada ayer en el parque cordobés. / efe
José Bretón, en el centro, durante la reconstrucción de los hechos realizada ayer en el parque cordobés. / efe 

EFE | CÓRDOBA José Bretón, el padre de los dos hermanos de dos y seis años desaparecidos en el parque Cruz Conde de Córdoba el pasado 8 de octubre, ingresó ayer en la prisión de la capital cordobesa al imputarle el juez que instruye el caso un presunto delito de "detención ilegal" y otro de "simulación de delito". Según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el progenitor ingresó en la cárcel sin derecho a fianza por un delito "de detención ilegal cualificada de desaparición de menores" y otro de "simulación de delito". Antes de conocer la orden de prisión, el letrado de Bretón informaba de que si se daba ese caso "recurrirá" la decisión al entender que "con las pruebas que hay ahora, no hay motivos de base para que entre en prisión".

El letrado avanzó que pedirá un estudio psiquiátrico para cimentar su estrategia de defensa ya que, a su juicio, Bretón "se evade de la realidad" y presenta "una personalidad bipolar". Además, el jurista lamentó la "situación de indefensión" de su defendido al no poder acceder hasta ahora al sumario del caso, que ya ha sido levantado tras ingresar Bretón en prisión.

La decisión, dictada sobre las 15.00 horas, tuvo lugar después de que una comisión judicial compuesta por el juez instructor, José Luis Rodríguez Lain, una secretaria judicial, la fiscal y el abogado defensor recrearan junto al detenido durante casi una hora el momento que pasó con sus hijos antes de que se extraviaran. El furgón policial que custodiaba a Bretón llegó sobre las 13.00 horas a la calle pintor Espinosa, que se encontraba junto al parque donde ocurrieron los hechos.

Tras veinte minutos de espera, el padre de los niños bajó del furgón. Durante su discurrir por el parque, el detenido se paró en varias ocasiones para precisar su versión cuando fue preguntado por el juez encargado de la investigación, mientras que varios vecinos que rodeaban el cordón policial le increparon e insultaron.

Por su parte, antes de conocer que el padre de los niños tenía que ser encarcelado, la familia materna prefirió mantenerse al margen del proceso judicial ya que su única preocupación es encontrar a los pequeños. La portavoz de los familiares, Esther Chaves, afirmó que en el entorno de la familia de la madre no se están "preocupando de los sentimientos de los adultos, sino de que se encuentre a los niños", que es lo que quieren. Respecto al desarrollo de la investigación policial, mostró, una vez más, su "total" confianza en el desarrollo de la misma y reconoció que las fuerzas policiales "están haciendo su trabajo perfectamente, no ha dejado de trabajar en la búsqueda desde el primer día".

Enlaces recomendados: Premios Cine