Detenida la nuera de una empresaria gallega asesinada en Caracas hace 6 años

04.08.2015 | 01:20
Imagen de Interpol de Estela González Domínguez.

La Policía Nacional ha detenido en su domicilio de Vigo a María Estela González Domínguez, nuera de la empresaria gallega Sesita Vecoña, a petición de Venezuela, que solicita su extradición al implicarla en el asesinato de su suegra, muerta a tiros por dos sicarios cuando dormía en la habitación de uno de sus hoteles en Caracas en noviembre de 2008. Las autoridades venezolanas emitieron a través de Interpol la orden de búsqueda, detención y extradición al considerarla cómplice de su entonces marido, Elisardo Alonso, el hijo mayor de la víctima que permanece en prisión a la espera de juicio acusado de encargar el asesinato de su madre.

La mujer permanecía ayer en los calabozos de la comisaría de Vigo a la espera de ser trasladada a la Audiencia Nacional en Madrid donde se celebrará la vista de extradición. En caso de que España lo autorice, será trasladada a Caracas, ciudad en la que residía con su marido en el momento del crimen y ambos, que se enfrentan a penas de prisión de entre 25 y 30 años, podrían ser jugados juntos.

María Estela González Domínguez regresó a España tres días ants del crimen con el hijo menor que tenía con Elisardo. Con su entonces marido acudió al entierro de Sesita Vecoña en su parroquia natal de la localidad ourensana de Beariz. Se quedó en la casa de sus padres en Vigo y pese a la detención en Caracas de su marido -que le otorgó poderes legales- no volvió a Venezuela a pesar de los numerosos requerimientos de la Justicia de aquel país que quería tomarle declaración. Años después, con su esposo en prisión, solicitó desde España el divorcio.

Una herencia sangrienta

El móvil del cruel asesinato fue económico. Sesita Vecoña, afincada con varios de sus hijos en Vigo donde montó negocios de hostelería tras muchos años de emigración en Venezuela, regresó al país caribeño para ayudar a su hijo Elisardo, que al parecer tenía problemas económicos, y pese a empezar prácticamente de cero montó un emporio hotelero.

Pero entonces descubrió cosas que no le gustaron en su hijo favorito, que pretendía despojarles de todos sus bienes, por lo que ella, su marido y su hijo pequeño denunciaron en los tribunales a Elisardo y a María Estela por fraude y falsificación, pues su hijo mayor acabó echándoles de los tres hoteles de la familia en Caracas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine