Detenidos en Almería y Córdoba por la operación del velero con 600 kilos de cocaína

En los últimos tres meses, esta organización trató sin éxito de introducir en España más de seis toneladas de hachís

18.08.2015 | 13:23

En Córdoba y Almería se han producido un total de cinco detenciones por la operación contra el tráfico de drogas en la que fue interceptado un velero en alta mar con 600 kilogramos de cocaína.

Según ha informado a Europa Press la Policía, en cuanto a la parte almeriense se han producido dos detenciones en Almerimar (El Ejido), una en Roquetas de Mar y otra en Adra, y responden a las iniciales F.L.S., G.A.C., D.P.G., A.C.A., mientras que en la provincia de Córdoba la detención tuvo lugar en Peñarroya.

Dentro de esta operación a escala nacional, los agentes de la Policía Nacional han interceptado un velero cargado con 600 kilos de cocaína que se dirigía a Galicia y un equipo del GEO ha abordado la embarcación en alta mar al noreste de las islas Azores con la colaboración del patrullero "Atalaya" de la Armada.

El velero, cuyos dos tripulantes han sido arrestados, pertenece a una organización de narcotransportistas gallegos que ha sido desmantelada con otras 19 detenciones en Pontevedra, Almería, Córdoba y Badajoz, según informa en nota de prensa la Policía Nacional.

Sólo en los últimos tres meses, esta organización habría tratado de introducir en España mediante tres lanchas más de seis toneladas de hachís que fueron también interceptadas. En el registro de la vivienda en Galicia de uno de los arrestados los agentes han hallado, además, un cultivo de 100 plantas de marihuana.

Clan de los "Peques"
De este modo, en el mes de septiembre de 2014 se inició la investigación sobre una organización de narcotransportistas gallegos especializados en el transporte marítimo de hachís y cocaína hacia la Península. Las pesquisas se centraban en un grupo de lancheros vinculados al clan de los "Peques", quienes podrían estar preparando varias embarcaciones para dedicarlas tanto a la recogida de hachís en el Estrecho, como al transporte de cocaína desde Sudamérica.

Los investigadores descubrieron que debido a la presión policial y a las detenciones que ya habían sufrido algunos miembros de la organización investigada, ésta decidió trasladar sus lanchas y yates hacia la zona sur de España, en concreto a la provincia de Almería.

Allí contaban con el apoyo de traficantes locales y con las infraestructuras necesarias para poner en marchas sus operaciones, que apuntaban a transportar hachís desde Marruecos, explica la Policía Nacional.

Tras varios contactos entre la organización gallega y los suministradores de hachís, así como el traslado de dos de sus embarcaciones hasta el puerto de Almerimar, los narcotraficantes trataron de introducir en España durante el mes de mayo tres transportes de hachís que fueron interceptados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En concreto se trataba de dos yates y de una lancha que condujeron a la incautación de dos toneladas de hachís (Cartagena), 2,9 toneladas de hachís (también en aguas de Cartagena) y 1,25 toneladas en las playas de Motril.

Velero comprado al contado
Paralelamente a las operaciones de hachís, la organización planificaba también la compra de un velero para recoger una importante cantidad de cocaína en Sudamérica y transportarla hasta Galicia. Así, a finales del mes de abril los narcos compraron al contado un velero en la Aguadulce (Roquetas de Mar, Almería).

Los investigadores averiguaron que ese velero se encontraría navegando por el Atlántico rumbo a Galicia con una importante cantidad de cocaína, por lo que un equipo del GEO zarpó a su encuentro en el patrullero de altura "Atalaya" de la Armada. El abordaje del velero se ha producido al noreste de las Islas Azores. Las dos personas a bordo del velero, ambos gallegos, transportaban al menos 24 fardos con 600 kilos de cocaína y han sido arrestados por los agentes del GEO.

Dispositivo final
Tras la interceptación del velero cargado de droga, las investigaciones han culminado con la detención de los integrantes de la organización en Pontevedra (13), Almería (4), Badajoz (1) y Córdoba (1).

Asimismo, en uno de los registros domiciliarios efectuados en Galicia, los agentes han descubierto un cultivo hidropónico de marihuana con 100 plantas, lámparas, equipos de riego individualizado, equipos de secado y de hidratación.

La operación ha sido desarrollada por agentes del GRECO Galicia de la Comisaría General de Policía Judicial, de las UDYCO de Vigo y Almería, así como de los grupos de estupefacientes de Córdoba, Badajoz y La Palma y del Grupo Especial de Operaciones. Los agentes de la Policía Nacional han contado con la colaboración del CITCO, la Armada Española y la NCA británica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine