Declara el agente imputado por la muerte del batería de Los Piratas

El guardia civil, imputado por supuesto homicidio imprudente, ha argumentado hoy en el juzgado que creía que la vida de su compañero estaba en peligro

11.09.2015 | 13:29

El guardia civil imputado por supuesto homicidio imprudente, y que efectuó, el pasado 26 de agosto, el disparo que costó la vida al que fue batería de Los Piratas, Javier Fernández, ha declarado este viernes en el juzgado de instrucción número dos de Ponteareas, y ha justificado su actuación porque creía que la vida de su compañero corría peligro.

El agente, que solo ha respondido a preguntas de la jueza y de su propio abogado, ha explicado que acudió a la vivienda, junto con un compañero, alertado de un posible caso de violencia de género, y que Javier Fernández, que estaba muy alterado, les amenazó "con un cuchillo y un tenedor", y llegó a agredir a uno de ellos.

Así lo ha desvelado el abogado de la familia de la víctima, Gerardo Gayoso, quien ha estado presente en el interrogatorio y ha lamentado que el imputado no haya querido responder a sus preguntas.

Siempre según la versión de este letrado, el guardia ha relatado que el uso de su arma reglamentaria "era necesario" para proteger la vida de su compañero, y que "todo pasó muy rápido".

Asimismo, el imputado ha negado la presencia de Pablo, un amigo de la pareja, en la vivienda, mientras que el propio Pablo ha declarado en el juzgado que estuvo presente cuando se efectuó el disparo y que incluso trató de explicar a los guardias que no era necesaria esa medida, ya que Javier tenía una enfermedad mental.

Ante esta contradicción, Gayoso ha anunciado que solicitará a la jueza un careo entre Pablo y el agente imputado. Por otra parte, el abogado de la defensa, ha pedido que se deduzca testimonio de este testigo, por si hubiera incurrido en alguna responsabilidad penal (falso testimonio).

TRAYECTORIA DE LA BALA

El letrado de la familia ha explicado también que, según el informe forense, el disparo que costó la vida a Javier Fernández le alcanzó en el hipocondrio izquierdo (en la zona baja del pecho) y que la bala salió por un glúteo. "Es decir, desde arriba a abajo", ha concluido, y ha añadido que "sin embargo, el guardia dice que le apuntó a la pierna, y que disparó desde el umbral de la puerta".

Asimismo, el abogado ha señalado que dicho informe médico determina que la bala atravesó la vena cava de Javier, que murió pocas horas después en el hospital Meixoeiro de Vigo. En todo caso, la jueza ha pedido un informe pericial sobre trayectoria y distancia desde la que se efectuó el disparo.

Gerardo Gayoso ha explicado que la familia mantiene que la mujer del batería no era víctima de malos tratos y ha desmentido la afirmación hecha este viernes por el guardia, de que, cuando llegaron a la casa, la chica sangraba por la nariz y por la boca, y tenía aspecto de haber recibido "una brutal paliza".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine