El agente imputado por homicidio imprudente obtuvo la puntuación básica en sus pruebas de tiro

12.09.2015 | 01:23

Durante el interrogatorio del guardia civil imputado por homicidio imprudente, la juez se interesó por su pericia al utilizar el arma, a lo que el agente le explicó que en la Benemérita tienen la obligación de realizar dos pruebas de tiro al año y, respecto a la puntuación que obtuvo en ellas, habría respondido que "la básica", según relató ayer el abogado de la familia del batería de Los Piratas, Gerardo Gayoso.

Además, la magistrada le preguntó al agente sobre los medios de defensa que llevaban cuando acudieron a Guláns y entraron en la casa. A lo que el guardia civil encausado respondió que tres: los guantes de corte, grilletes y arma de fuego, lo reglamentario.

Entre las diligencias de prueba que ha solicitado hasta ahora la magistrada se incluye un informe pericial del disparo que hizo el agente y que, según el informe aportado por la Policía Científica de la Guardia Civil, se efectuó desde el umbral de la puerta hacia el pasillo de la vivienda, donde se encontraba Javier Fernández, y a una distancia de 2,60 metros. La elección de una extremidad inferior respondería al reglamento de actuación policial que indica que los agentes deben seleccionar partes no vitales para disparar. Además, la magistrada habría pedido notificación a la Guardia Civil por si existe algún dato relevante anterior dentro de la trayectoria profesional de este agente, una diligencia solicitada por Fiscalía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine