Detenido un sexagenario sospechoso de arrojar a su mujer por una ventana en Vigo

Una vecina alertó tras escuchar gritos de la fallecida en la casa durante media hora: "Decía 'non me batas" - "Se tiró ella, dejadme morir en paz", afirmó el arrestado

30.10.2015 | 02:07
La mujer cayó desde el tercer piso a la zona ajardinada.

La Policía Local detuvo a un vecino de O Calvario de 62 años, Alberto J. V.G., en relación con la muerte de su esposa, María José Rodrigues Fernandes, natural de Portugal y de 71 años, que cayó desde la ventana de la vivienda que compartían, en un tercer piso del edificio ubicado en el número 2 de la calle Carrizo en Vigo. Una joven de 18 años vecina del mismo inmueble fue la que dio la alerta ya que ella y su abuela, según sus relatos, escucharon en plena madrugada como la mujer "gritaba y lloraba" y el hombre "la insultaba", oyendo además "golpes", situación que se prolongó durante "media hora". "Ella dijo muchas veces 'ay, ay'; también 'non me batas, non me batas", describió la chica.

Cuando los agentes llegaron, ya se encontraron a la víctima moribunda tirada en el jardín del patio. María José murió en la ambulancia. El arrestado es sospechoso de arrojar a la víctima por la ventana.

La Policía Nacional, que se ha hecho cargo de las indagaciones, se mostraba en todo caso ayer cauta, señalando que aún no tenían suficientes indicios para determinar si el sospechoso la arrojó al vacío o habría sido la víctima la que se tiró o cayó accidentalmente. La hipótesis de un accidente parece improbable ya que la ventana es alta y se abre hacia arriba. La Delegación del Gobierno en Galicia se expresó en términos similares, señalando que la investigación "seguía abierta". Otras fuentes de la investigación apuntaban a que se estaba a la espera de la autopsia. La Xunta, sin embargo, emitió un comunicado calificando el caso de crimen de violencia de género, el sexto en Galicia este año, y convocando concentraciones de repulsa para hoy. El Concello decretó tres días de luto oficial y también el BNG condenó el "asesinato" .

La alerta se recibía a las cuatro y media de la madrugada. A esa hora, la Central de Información y Mando de la Policía Local recibió la llamada de la joven vecina del edificio -reside en el segundo piso, justo debajo del de la fallecida- indicando que escuchaba "gritos" en la tercera planta. "Después de llamar los ruidos fueron a menos y cuando llegaron los agentes, diez o quince minutos después de que yo avisase, ya los vi desde la ventana con una linterna en el patio, la mujer estaba allí tirada sobre la hierba", contó esta chica.

La Policía Local informó de que tras comprobar los agentes, "entre otras cosas", que el piso de la pareja "había sido escenario de un episodio violento", procedieron a la detención de su marido por un presunto delito de violencia de género. Una de las ventanas de la vivienda de la pareja, desde la que se precipitó la mujer, estaba abierta. El hombre, de forma previa a ser interrogado, fue trasladado ayer por la mañana con custodia policial al Hospital do Meixoeiro para una evaluación psiquiátrica a requerimiento de la juez, según fuentes policiales. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo, donde no constan denuncias previas contra el sospechoso, se hizo cargo del caso. El pase a disposición judicial se producirá hoy o mañana.

Los gritos de la mujer en plena noche alertaron a vecinos no sólo de su edificio, sino de otros que también dan a ese patio. "Escuché gritos de una mujer, como pidiendo socorro, ayuda...; fui a la ventana y ya la vi allí, en el suelo", relata una joven, que cuenta que pudo escuchar como los agentes le preguntaban a la víctima, en ese momento gravemente herida, si la había tirado su marido. "No sé lo que contestó ella", dice esta chica.

Algunos residentes vieron también desde sus ventanas como bajaron al marido de la víctima al coche policial. "Iba en pantalón de chándal, cazadora y zapatillas; lo tenían esposado", cuenta la joven que había avisado a la Policía. "Parecía tranquilo y a los agentes les decía: 'Se tiró ella, se tiró ella; dejadme morir en paz", concreta otra vecina. "Salió con los agentes del portal del edificio; a él en ningún momento lo vi ir al lugar donde cayó su mujer; es sospechoso, porque si mi pareja se cae desde una ventana lo primero que hago es correr a socorrerla", comentaba a continuación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine