Investigan si el jefe antidroga de Ourense y otro policía hacían la vista gorda con confidentes

La plantilla cierra filas con sus compañeros - Las declaraciones comenzaron ayer y ya se trasladaron a los arrestados a los calabozos - Los interrogatorios acaban mañana

12.11.2015 | 02:38
Inmueble registrado en Ourense.

La operación de Asuntos Internos de la Policía Nacional que se ha cobrado el arresto de dos agentes de la Comisaría de Ourense prosiguió ayer, con nuevos registros, diligencias y un último detenido hasta el momento, que era trasladado a los calabozos a última hora de la tarde. Un poco antes, en torno a las 19.45, los investigadores desplazados desde Madrid empezaron a recabar la versión de los arrestados. Según fuentes de la Comisaría, los agentes comenzaron por alguno de los traficantes habituales, del barrio de Covadonga, que han caído en esta operación iniciada el miércoles. Ayer aún no estaba claro que el juez Leonardo Álvarez, con las pesquisas bajo secreto desde hace meses, pudiera tomar declaración hoy a parte o la totalidad de los implicados. El plazo legal para los primeros arrestados termina mañana.

El número de implicados se situaba ayer en doce, incluidos los dos funcionarios. Se trata de A. R. F. y F. R. M. El primero es el inspector jefe de la Brigada Provincial de Estupefacientes desde hace aproximadamente un año -antes fue el coordinador del servicio nocturno del Grupo Operativo de Respuesta de Seguridad Ciudadana-, mientras que el segundo es veterano agente en la lucha contra los estupefacientes. Son dos de los seis efectivos que integran esta unidad en Ourense.

Hasta que el levantamiento del secreto de sumario permita conocer más detalles, las fuentes consultadas encuadran su implicación en una presunta omisión del deber de perseguir delitos. Aunque fuentes jurídicas precisan que en algunas operaciones contra la salud pública, con policías implicados, su conducta puede ser calificada como falsedad o revelación de secretos.

En este caso, y por lo poco que ha trascendido, se estaría investigando si los policías hacían la vista gorda o advertían sin llegar a detener a determinados vendedores de drogas, a cambio de que los mantuvieran al tanto de operaciones importantes y de información de calado. En los registros de estos traficantes se han incautado unos seis kilos de cocaína. Ninguna sustancia ni otras evidencias de tráfico de drogas, según las fuentes, en taquillas o domicilios de los agentes. Han desembarcado en Ourense más de una docena de agentes de Asuntos Internos de la Dirección Adjunta Operativa, calculan las fuentes consultadas. "No paran de entrar y salir", resumen.

El principal sindicato, el SUP, destacó ayer la labor "meritoria" de sus compañeros en el ejercicio de su función, a la vez que pedía respeto por su imagen y por su presunción de inocencia. Al jefe antidroga ahora detenido lo propusieron recientemente la propia Comisaría Provincial y la Jefatura Superior para una medalla al mérito, aunque finalmente no le fue concedida.

Varias fuentes de la plantilla cerraban filas con los dos funcionarios, calificando al responsable del grupo como "muy voluntarioso y trabajador". Lo cierto es que desde que el jefe antidroga comandaba el grupo los éxitos policiales se habían disparado, con destacadas incautaciones de varios kilos de droga en los últimos meses.

Los dos policías de Ourense fueron detenidos la tarde del pasado martes. Estaban en la calle, de servicio, haciendo una vigilancia y recibieron una llamada indicándoles que acudieran a la Comisaría. Una vez llegaron al despacho del comisario segundo, efectivos de Asuntos Internos los informaban de su detención.

Desde entonces han permanecido incomunicados, sin posibilidad de hacer llamadas ni contactar con un abogado. A excepción de "un breve contacto" que representantes sindicales del SUP mantuvieron con el afán de "transmitirles todo nuestro ánimo y apoyo en estos momentos tan difíciles para todos". El principal sindicato insistía ayer en "la integridad manifiesta y la dilatada y meritoria trayectoria profesional" de los dos compañeros.

La Comisaría Provincial se escuda en que la operación es responsabilidad de Asuntos Internos de Madrid y ninguna valoración hubo ayer sobre una operación que tiene en calabozos de las dependencias a dos policías de la plantilla. El comisario principal, Amable Valcárcel, no contestó a este diario ni ayer ni el martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine