Absuelto un guardia sancionado por un altercado con un cura

09.12.2015 | 01:02

El Tribunal Supremo ha anulado la sanción que se impuso a un sargento de la Guardia Civil del Puesto de Fabero del Bierzo por no evitar que un subordinado suyo, irritado cuando el párroco del pueblo expulsó de misa a sus hijos, agrediera verbalmente al párroco e incluso llegara a amenazarle. El subordinado habría proferido expresiones tales como que "ya estaba hasta los cojones", "todos los años igual" y "ya está bien". El sargento primero, que estaba presente, fue sancionado por no adoptar medidas para intentar que el agentes depusiera su actitud. Ahora le absuelven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine