El lesbianismo de la víctima, una "patraña", según un testigo

27.01.2016 | 00:57

El que fuera mano derecha de Isabel Carrasco, el expresidente de la Diputación Provincial de León, Marcos Martínez Barazón -investigado dentro del caso Púnica por contratos de la estación de San Isidro- se mostró ayer indignado durante su declaración en el juicio. Martínez cargó contra la afirmación de Triana de que Isabel Carrasco la había besado y la había propuesto relaciones sexuales a cambio de un puesto. "Eso es una patraña terrible", llegó a decir Martínez durante la declaración que prestó ante el tribunal de la Audiencia Provincial de León. "Es de lo más feo que he visto en mi vida", añadió. "Isabel me comentó que Triana tenía mucha cara porque le había pedido las preguntas de la oposición", explicó, en alusión al examen para la plaza de ingeniero de telecomunicaciones en propiedad a la que aspiraba. Y remachó: "A Isabel no le gustaban las mujeres".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine