Procesada por intentar asesinar a su bebé tras tirarlo por la ventana

La Fiscalía valora tener en cuenta como atenuante que la joven, que dio a luz a solas, sufrió un 'shock' psicológico

25.03.2016 | 01:20

Una causa que ya está próxima a juicio. La instrucción judicial por el caso del bebé de O Rosal (Pontevedra) al que su madre arrojó supuestamente por la ventana de la vivienda de sus padres, unos hechos que ocurrieron en el verano de 2014, ya tocó a su fin. La juez dictó auto de procesamiento contra la joven, A.A.A., como presunta autora de un delito de asesinato en grado de tentativa y, tras decretar la conclusión del sumario, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), las actuaciones fueron elevadas a la Audiencia Provincial de Pontevedra, donde se celebrará la vista oral. El proceso aún no tiene fecha, ya que de forma previa todavía deben presentarse el escrito de acusación de la Fiscalía y el de la defensa, trámite que varias fuentes consultadas presuponen que no se demorará mucho en el tiempo. El niño, que este julio cumplirá dos años, se ha recuperado totalmente, según el informe de sanidad incorporado a las diligencias.

Todo ocurría el 26 de julio en una casa unifamiliar del barrio de Urgal de O Rosal, donde la joven, que es auxiliar de enfermería y entonces tenía 22 años, vive con sus padres. Tras dar a luz a solas en el baño, una de las hermanas la encontró allí con una fuerte hemorragia y fue su progenitor el que alertó al 061 para que asistieran a su hija y al recién nacido, hallado en el exterior de la casa. Tras recibir el alta hospitalaria -permaneció en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Nicolás Peña de Vigo y en el Xeral-, la mujer pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Tui, que la dejó en libertad con cargos y, entre las medidas cautelares, estableció una orden de alejamiento que le impide acercarse a su hijo y que en la actualidad sigue vigente. Con respecto a la guarda y custodia del menor, que tras los hechos estuvo hospitalizado, aunque la Xunta hizo en su día un informe en el que propuso que fuese una familia de acogida la que se hiciese cargo de él, la juez se la otorgó entonces al padre del pequeño al no apreciar desamparo ni ningún tipo de riesgo.

Tras la investigación judicial, en la que se solicitó a los forenses una valoración psiquiátrica de la joven, la juez dictó auto de procesamiento en septiembre de 2015 por delito de intento de asesinato, el mismo que se le imputó desde un principio. Ya en noviembre se declaró concluso el sumario y se remitieron las diligencias a la Audiencia Provincial de Pontevedra, una de cuyas salas penales acogerá la vista.

La Fiscalía, que tras dictarse el auto de conclusión de sumario interesó la apertura de juicio oral, valorará tener en cuenta como circunstancia atenuante en su escrito de calificación el hecho de que la joven sufrió un shock psicológico, según confirmaron fuentes del Ministerio público.

La chica al parecer no había comunicado a la familia que estaba embarazada y dio a luz solas. "El niño está perfectamente y lo están cuidando bien; ella, por su parte, está tratando de rehacer su vida y ser consciente de lo ocurrido y de las responsabilidades que se deben asumir", afirmaron las fuentes consultadas. En la zona donde reside la joven, donde en su momento se recibió con gran conmoción y sorpresa lo ocurrido, el deseo es que el duro drama vivido se cierre cuanto antes una vez se celebre el juicio. Algunas personas consultadas consideran que la joven sufrió un shock al verse en una situación límite que no supo gestionar y creen que ya está recuperada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine