El bodeguero de Vilanova y otros cuatro detenidos, a prisión por el alijo de Algeciras

Galicia era el destino final de los 500 kilos de cocaína intervenidos en la redada contra el narcotráfico de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la comunidad y Andalucía

03.06.2016 | 01:59
El vilanovés Luciano Núñez, cubriéndose la cara con un jersey, a su llegada al juzgado de Vilagarcía.

El bodeguero de Vilanova de Arousa Luciano Núñez Villanueva ingresó ayer en la prisión de A Lama tras ser detenido a comienzos de esta semana en el marco de una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el tráfico de drogas que se saldó con quince detenidos y registros en varios puntos de España, fundamentalmente en Galicia y Andalucía.

Luciano Núñez, conocido también como Chano, pasó ayer a disposición judicial en Vilagarcía y la juez ordenó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, misma medida adoptada contra otro de los gallegos arrestados, el empresario vigués R.J.D.F.A. Se les relaciona con la intervención en el puerto de Algeciras (Cádiz) de un contenedor en cuyo interior se encontró media tonelada de cocaína cuyo destino final era Galicia.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Vilagarcía dirige la operación y en él pasaron ambos ayer cinco horas desde las 10.00, cuando llegaron a bordo de dos vehículos camuflados de la Policía Nacional, hasta las 15.15 de la tarde, cuando fueron introducidos en un furgón de la Guardia Civil rumbo a A Lama. Además, otras tres personas fueron enviadas a prisión por la misma causa.

No es la primera vez que Luciano Núñez Villanueva, que ahora tiene 70 años, se ve implicado en un caso de narcotráfico. De hecho, a comienzos de la década de los 90 fue detenido por formar parte de un grupo de narcos vinculado a los Charlines, siendo después condenado en el macrojuicio de la operación Nécora a 13 años y cuatro meses de prisión por tráfico de drogas y contrabando. Tras saldar sus cuentas con la justicia, asumió la gestión de una bodega de albariño y en 2012 saltó de nuevo a la actualidad tras sufrir un violento robo con torturas en su casa de Tremoedo en el que los ladrones llegaron a prenderle fuego causándole heridas en diversas partes del cuerpo, incluidos los testículos. Núñez aseguró que estos hechos no guardaban ninguna relación con las drogas. "Hace más de veinte años que no tengo nada que ver con las drogas... en su día anduve con chocolate (hachís) y ya pagué por eso con la cárcel. Desde entonces no estoy metido en narcotráfico ni en nada de eso. Tengo una empresa, una vida y una familia que ya no me permitiría volver ahí", manifestó días después del asalto a su casa. Ayer volvió a prisión.

El destino final de los casi 500 kilos de cocaína intervenida en Algeciras a la red de la que, presuntamente, forma parte Luciano Núñez era Galicia. O, al menos, así lo creen los investigadores. Los integrantes de la banda iban a distribuirla por carretera, toda vez que ya habían logrado introducirla en España por vía marítima escondida en contenedores. Agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Guardia Civil y del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado de la Policía Nacional coordinaron la operación que logró desmantelar la trama. Hubo registros en la casona de Chano en Vilanova, Vigo, Baiona y Redondela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine