Un incendio descubre un triple asesinato en un despacho de abogados de Madrid

Los bomberos encontraron a una mujer degollada, otra con un fuerte golpe en la cabeza y a un hombre agonizante tras recibir un hachazo tras acudir al lugar

23.06.2016 | 02:09
Imagen de la vivienda en la que fueron hallados los cuerpos de los tres cadáveres.

Brutal asesinato en un bufete de abogados de Madrid. Poco después de las siete menos veinticinco de la tarde de ayer, los bomberos acudieron a un incendio en el número 40 de la calle Marcelo Usera. Dentro encontraron tres personas, que inicialmente pensaron que habían muerto por la inhalación de humo, que era muy abundante. Sin embargo, cuando se examinó los cuerpos se observó que lo ocurrido era muy distinto. Se trataba de un hombre de 42 años, de nacionalidad ecuatoriana, y dos mujeres de 30 y 35 años, una de ellas cubana.

La muerte de los tres habría sido salvaje. El hombre presentaba un hachazo en la cabeza, una de las mujeres fue degollada y la tercera presentaba un fuerte golpe en la cabeza. Los cuerpos de las mujeres estaban en la misma habitación y el del varón en una sala contigua. Aunque se intentó reanimar al hombre y a la última de las mujeres, fallecieron sin remisión dada la gravedad de las lesiones sufridas.

Las tres víctimas estaban indocumentadas. La primera hipótesis apunta a que los tres fueron asesinados, presumiblemente en un ajuste de cuentas, dada la brutalidad con que se llevaron a cabos los crímenes. Posteriormente, el autor o autores prendieron fuego a los papeles que había en el despacho, con el fin de borrar las huellas dejadas por los asesinos. El despacho había sido abierto hace cuatro años por un abogado peruano que ejerció de fiscal en su país. Este letrado no se encontraba en el despacho en el momento del crimen que se atribuye a una vendetta. El despacho realizaba labores de gestoría, aunque también llevaba asuntos de inmigración. Un grupo de Homicidios ha iniciado la investigación de los hechos.

El triple crimen ha causado conmoción y extrañeza en un barrio en el que vive una importante colonia de ciudadanos latinoamericanos y chinos. Alrededor de 200 personas se han concentrado en las inmediaciones del número 40 de la calle de Marcelo Usera, que ha sido cortada al tráfico, tras conocerse el suceso ocurrido en unas oficinas que, según ha comentado algunos vecinos, llevaban abiertas tres o cuatro años.

Vecinos de este distrito del sur de la capital han manifestado a Efe su sorpresa por el triple crimen y han admitido que nunca se hubieran imaginado que pudiera ocurrir algo semejante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine