La juez prorroga la instrucción del caso de la mafia nigeriana en Vigo por su complejidad

El atropello intencionado de una de las víctimas, que reclamaba sus papeles a gritos en la calle destapó al grupo - La investigación puede prolongarse hasta junio de 2017

26.06.2016 | 02:53
Uno de los detenidos en la redada contra la trata de personas, en octubre de 2013, en Vigo.

El Juzgado de Instrucción 1 de Vigo ha declarado compleja la causa contra una organización internacional de trata de mujeres africanas desmantelada en Vigo en octubre de 2013, lo que permite proseguir la instrucción hasta junio de 2017. La operación de la Policía Nacional, en la que participaron agentes de la comisaría viguesa y otros procedentes de Madrid, permitió capturar a varios "jefes" de la trama que acudieron a una reunión en la ciudad olívica para planificar futuros negocios. Además, fueron rescatadas cinco mujeres que vivían en un piso con el supuesto cabecilla de la organización, que se había asentado en Vigo.

La documentación intervenida aportó datos importantes sobre la trama que operaba en España, Luxemburgo, Francia, Italia y Portugal, además de tener contactos importantes en Marruecos. En total, fueron detenidas siete personas, seis en Vigo y otra en la localidad catalana de Vic. A todas se les atribuye un delito de trata de seres humanos, otro de tráfico ilícito de inmigrantes y pertenencia a organización criminal.

La organización captaba a jóvenes subsaharianas, de entre 18 y 22 años de edad, en Senegal y Nigeria; en ocasiones, en connivencia con su familia. Las trasladaban a España, casi siempre en avión y como turistas, y bajo la amenaza de ritos de vudú las obligaban a prostituirse y trabajar como esclavas sexuales pagar unas deudas de tal magnitud que tardarían una veintena de años en hacerlo. Cada pocos meses eran vendidas a otros grupos y se distribuían por otros países europeos. Las cinco víctimas rescatadas en Vigo habían llegado por Lisboa y una de ellas ingresó en el Príncipe Felipe porque dijo ser menor de edad, si bien resultó falso.

En junio de 2013 la comisaría de Vigo detectó que un importante cabecilla de la red estaba asentado en Vigo, y se abrió una investigación coordinada por la Fiscalía de Extranjería. Así, descubrieron que varias mujeres eran prostituidas en O Berbés y que otra las vigilaba. Las escuchas a los presuntos cabecillas de la organización permitieron conocer que iba a celebrarse una importante reunión en Vigo con algunos de los máximos responsables. Fueron arrestados en una operación que se desarrolló de forma conjunta en los tres pisos que el grupo tenía en Vigo, Redondela y Vilaboa.

Un elemento clave para la operación, considerada por la Policía Nacional como una de las más importantes contra el tráfico de seres humanos, tuvo lugar el 28 de junio de 2013: el atropello intencionado de una víctima que reclamaba sus papeles a voz en grito en plena calle.

La víctima no hablaba español y exigía al conductor de un turismo en calle Sanjurjo Badía que le entregara sus papeles, según relataron varios testigos. Tras una fuerte discusión, el hombre aceleró, arrolló a la joven y se dio a la fuga. La mujer, herida leve, fue auxiliada por varios viandantes. Cuando llegó la Policía Local, como ella no hablaba español, un nigeriano de la zona se ofreció como intérprete. Cuatro meses después era detenido con otras cinco personas cuando se desarticuló la organización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine