Condena de 15 años al líder de la red gallega que trajo 3.000 kilos de coca en el 'Nikolay'

El cabecilla del clan colombiano, para quien la Fiscalía pidió 15 años, fue absuelto - El arousano Manuel Prado, sentenciado a diez años y 450.000.000 euros

19.08.2016 | 03:09
Los agentes descargan en el puerto de Cádiz las tres toneladas de coca incautadas.

El líder de la red gallega de narcotraficantes que intentaron introducir desde Cádiz tres toneladas de cocaína a bordo del mercante Nikolay en 2015 ha sido sentenciado por la Audiencia Nacional a 15 años y seis meses de prisión además de una multa de 1.800.000.000 euros. José Álvarez Otero, sargento de la Guardia Civil con destino en Navarra y exjefe del puesto de Corcubión fue señalado desde el primer momento por el Ministerio Fiscal como el cabecilla de la rama gallega por lo que pedía para él una pena de 22 años por un delito contra la salud pública y por el deposito de armas de guerra. De este último ha sido absuelto.

Esta red de narcotráfico la conformaban un entramado gallego, colombiano y búlgaro. El considerado como líder del cártel sudamericano, el empresario Diego Vélez, afincado en Asturias desde hacía años, y para quien Fiscalía había solicitado una pena de 15 años de cárcel fue finalmente absuelto. El hermano de éste Félix Vélez, para quien se pedía la misma condena, falleció antes del juicio. Según relata el escrito de la Audiencia, esta entiende que "existe una duda razonable de su participación en los hechos enjuiciados" por lo que "no se acredita suficientemente la acusación y su participación en los mismos".

En relación al resto de implicados en la rama gallega, el arousano Manuel Prado López, considerado como el principal contacto con los Vélez y dueño del furancho donde se reunían ambos clanes, y Francisco José Lema, quien coordinaba las actuaciones del Guardia Civil y el de O Salnés, fueron sentenciados a un total de 10 años de prisión.

El segundo de los acusados cuya condena es de las más elevadas responde la nombre de Jairo Cardona, con 11 años y pena de 475 millones de euros. Es considerado el "hombre de confianza" de los colombianos y era el encargado de relacionarlos con los búlgaros. Este se trasladó a Galicia en julio de 2012 (un mes antes de que se interceptara la embarcación) para coordinar directamente la actividad de la organización. Según relata el escrito, el 12 de ese mes acude junto a Lema a Muxía para fotografiar e investigar la embarcación que trasladaría la cocaína por el resto de Europa.

Tras esta reunión, se hospedó en el furancho de Gastroagudín en Vilagarcía, propiedad de Prado López, también presente, y visitaron en varios ocasiones al Pub Palacín, situado en Cee y propiedad de la familia de José Álvarez Otero, considerado por la Audiencia como "el encargado de dotar de seguridad a la operación". Estas reuniones también se trasladaron a Madrid, concretamente la del día 14 de julio, en una céntrica terraza de la capital, fue encargado de concertarla el absuelto Diego Vélez. Estos pagarían a los búlgaros, encargados del transporte y distribución del gran alijo por Europa, hasta 180.000 euros.

Las condenas de los 28 procesados en esta red de narcotráfico afrontan penas de 205 años y suman multas de 10.625 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine