Pedro Víctor de Bernardo Riaza Abogado de la madre de Diana

"Las declaraciones del exmarido son muy desafortunadas"

El letrado no descarta acciones legales porque "parece que quiere imputarle algo"

03.09.2016 | 00:39
Pedro Víctor de Bernardo Riaza.

"Muy, muy desafortunadas". De esta manera califica Pedro Víctor de Bernardo Riaza las manifestaciones realizadas este pasado jueves por el padre de Diana sobre su exesposa y madre de la chica. El letrado de Diana López-Pinel considera que las palabras de Juan Carlos Quer "dirigen la atención a un foco" que no es el adecuado. "Lo importante ahora es la búsqueda de Diana; lo principal es que los agentes siguen haciendo su labor maravillosamente bien", apuntó el jurista, que a lo largo de la jornada de ayer también intervino en varios programas de televisión avanzando que se reservarán las acciones que puedan derivarse de lo dicho por el progenitor de Diana. "Parece que quiere imputar a la madre, al menos indirectamente, en la desaparición, y nada más lejos de la realidad", señaló el profesional.

El abogado ya se ha personado en el juzgado ribeirense que lleva el procedimiento civil por el cual se retiró preventivamente a su cliente la custodia de su hija menor Valeria. "Se adoptó esa medida sin escuchar a la madre", lamentó el abogado madrileño, quien agregó que la decisión judicial se tomó de oficio tras dar parte al tribunal, considera, un facultativo que realizó una exploración psiquiátrica a la menor cuando ésta tuvo que ser atendida en el hospital hace unos días. De esa exploración se habría evidenciado, dijo, una "posible afección psiquiátrica" con riesgo para la salud de la chica. "La medida cautelar y preventiva sobre la custodia se adopta por una situación de riesgo", explicó, si bien el profesional señaló que desconoce cuál es ese riesgo ya que el caso está bajo secreto. Al respecto ahondó en que hace un año un juez de Pozuelo de Alarcón denegó concederle la custodia de las jóvenes al padre "al no apreciar ningún riesgo".

Para el abogado la decisión adoptada por el juzgado de Ribeira es "inoportuna e innecesaria". "Como todo el mundo se podrá imaginar la madre está destrozada; no sólo desaparece su hija mayor, sino que ahora le retiran cautelarmente la custodia de la pequeña, añadiéndole así un dolor enorme", describió el jurista. "¿Cuál es esa situación de riesgo que se ha visto de repente? No lo sé. Lo único claro es que le han quitado a la madre lo único que tenía", añadió.

Hipótesis

El hombre señaló que su cliente continúa en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal y no se pronunció sobre qué hipótesis podrían estar ganando peso, de existir en estos momentos alguna vía ya más clara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine