Gestación subrogada

Veinte mil euros para la zamorana que acepte un embarazo mediante gestación subrogada

Llenan las calles de Zamora con un polémico anuncio en busca de "una zamorana de pelo negro y ojos oscuros"

12.09.2016 | 12:37
El anunciante ha llenado las calles de Zamora de carteles.
El anunciante ha llenado las calles de Zamora de carteles.

¿Qué ganancia se obtiene de someterse a un embarazo a través de gestación subrogada, prestar un óvulo, dar a luz y entregar el bebé a una familia con la que previamente se ha negociado todo el proceso? Unos 20.000 euros. Ese es el precio ofrecido por la persona que ha llenado la ciudad de Zamora de carteles en busca de "una zamorana de pelo negro y ojos oscuros" para formar una familia a través de esta fórmula no regulada por la ley.

El controvertido anuncio ha llamado la atención de muchos ciudadanos, puesto que la gestación subrogada continúa siendo un tema tabú en España. La investigación realizada por los compañeros del diario 'La Opinión de Zamora' ha dado con las claves ocultas de este espinoso asunto.

La falta de legislación en España sobre el embarazo por gestación subrogada hace que quienes la defienden incidan en que este tipo de contratos no llevan implícito que haya una contraprestación económica. Pero lo cierto es que sí la hay; al menos, en el caso que sacude a Zamora. "La compensación serían 20.000 euros más los gastos de transporte, alojamiento y manutención para ir a las consultas (fuera de Zamora). Y el mismo tipo de gastos para el viaje necesario de cara a hacer el procedimiento médico del embarazo", explica la persona que busca vientre.

Pero, ¿qué ha llevado a esta persona a llenar la capital de carteles para obtener un óvulo gestante? "Elijo este método porque no me queda otro", confiesa. "Hoy en día muchas mujeres no quieren tener hijos. O lo quieren dejar para última hora. Es muy difícil", se lamenta.

Y una vez aceptado el trato, ¿qué? Hay una serie de claves que hacen de este caso uno muy especial. Por ejemplo, que el solicitante valora mucho el seguimiento del proceso por parte de una bióloga "de confianza". ¿No debería ser un ginecólogo? Para esta persona, no. "Lo que hace la bióloga es supervisar todo. No hace el trabajo del ginecólogo, pero sí todo lo demás. El trabajo de la bióloga es supervisar la salud general, así como el proceso del embarazo. Y los gastos derivados de los viajes a la consulta de la especialista se pagarán aparte", explica.

Las condiciones de la gestante, por último, son parte importante para canalizar este acuerdo. Comida biológica, filtros de ósmosis inversa e incluso rasgos físicos son asuntos prioritarios para quien puso este anuncio. "Debe ser todo comida sin químicos ni pesticidas. Y el agua debe estar libre de impurezas y suciedades", apunta. Es decir, veinte mil euros, pero no a cualquier precio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine