Las gangas virtuales, caras

La proliferación de portales de compraventa aumenta los timos en compras 'online' . 091 y Guardia Civil apelan al sentido común de los ciudadanos: "Nadie da duros a cuatro pesetas"

02.05.2017 | 15:17

Consejos

  • El pago: mejor a través de PayPal. La Guardia Civil aconseja realizar el pago por PayPal, con lo que se evita dar detalles "sobre número de cuenta o tarjeta". Además, tiene controles antifraude. Si no se elige esta opción, el consejo es utilizar una tarjeta monedero o de débito asociada a una cuenta que solo se use para estas compras electrónicas
  • Buscar referencias sobre el vendedor. Igual que cuando se elige un hotel es habitual consultar opiniones en internet, otro consejo es investigar la reputación del vendedor en una compra. Buscar referencias, ver si tiene comentarios positivos o negativos...
  • Usar un navegador seguro y actualizado. "Hay que utilizar un navegador moderno, seguro y actualizado", dice José Torres, que aconseja usar el protocolo de seguridad ´http.´ E insiste en no hacer compras a través de redes wifi públicas
  • Desconfiar de las gangas en la red. Un consejo importante es comprar con sentido común. "El comercio electrónico tiene grandes ventajas, opciones más económicas, pero hay que desconfiar de la gangas", concluye

Cree haber hecho una compra excepcional y cuando llega el paquete a su casa se encuentra con que el producto no tiene nada que ver con el anunciado. O aún peor, que no le llegan a enviar lo que había adquirido o si recibe algo ocurre que en la caja que debería contener un teléfono móvil aparece un ladrillo. Todas estas situaciones son reales. Y se producen con relativa frecuencia.

El consumo online está a la orden del día y cada vez son más los portales de compraventa que operan en internet. Un escenario que aprovechan los ciberestafadores. Los productos que se llevan la palma en cuanto a timos son los electrónicos -móviles, tablets y ordenadores-, pero el abanico es muy amplio e incluye incluso hasta animales: ya se registraron denuncias de afectados que adquirieron perros u otros más exóticos como serpientes o monos a través de webs y que, tras hacer el pago, nunca recibieron la que sería su futura mascota. Los fraudes en ventas de vehículos también se detectan con cierta habitualidad.

La Policía Nacional de Vigo, por ejemplo, recibe una media de "seis o siete" cada mes. "Los teléfonos móviles siempre han sido uno de los productos donde más se ven estos timos, pero cada vez hay más diversidad", señalan fuentes de la comisaría.

Los agentes han recibido denuncias de compradores que creían estar adquiriendo ropa de marca original y lo que recibieron en su vivienda fueron burdas imitaciones. "Hay casos con ropa y calzados deportivos, por ejemplo", concretan. Al respecto de esto hace poco se celebraba un juicio en Vigo por el caso de un aficionado del Celta que dio con un anuncio en la red donde se vendía la camiseta que Borja Oubiña había vestido en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League contra el Arsenal en la temporada 2003/2004. Pero la elástica que le enviaron no era la auténtica: no coincidía ni la talla.



También la Guardia Civil investiga y lucha contra los timos online. En lo que va de 2017 han percibido un "ligero aumento" de denuncias, confirma José Torres, responsable del Equipo de Investigación Tecnológica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra, quien dice que en épocas de mayor consumo los casos aún son más frecuentes. Un ejemplo son las navidades. "O el Black Friday", destaca.

Los productos estrella son los electrónicos, describe este experto, pero también pone el acento en los fraudes en la compraventa de vehículos, "tanto turismos como motos". ¿Y cuál es el modus operandi de quienes se amparan en internet para tratar de obtener un beneficio económico ilícito? Aquí también hay diversidad. "Desde que los afectados se encuentren con que el producto adquirido no se ajusta ni a las características ni a las fotos que venían en el anuncio, hasta que se lo envíen deteriorado o incluso no recibir nada", afirma.

Portales

Los estafadores se sirven muchas veces de plataformas legales existentes en internet para cometer sus ilícitos. De portales como Milanuncios, Wallapop o Vibbo. Al respecto, el responsable de la Guardia Civil puntualiza que estas páginas no tienen responsabilidad en los fraudes. "Son portales extraordinarios y no tienen la culpa de los timos; ellos crean la web, ponen el escaparate; y son ajenos a la transacción económica, que se hace entre vendedor y comprador", aclara. En este sentido, la mecánica de funcionamiento es distinta que otras plataformas como Amazon o eBay, donde el pago sí se hace a la página y no al particular. Por ello, José Torres incide en que, en caso de caer en una estafa en una adquisición hecha en alguna de estas últimas webs, además de la denuncia policial es aconsejable ponerse en contacto con el sitio web para comunicar lo ocurrido. "Ellos también pueden tomar cartas en el asunto, como por ejemplo sancionar al vendedor", afirma.

Y para que una compra en internet no se convierta en pesadilla, en lo que coinciden Policía Nacional y Guardia Civil es en comprar con "sentido común". "Cuando ves productos mucho más baratos que el precio de mercado hay que desconfiar; nadie da duros a cuatro pesetas", concluye Torres.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine