La Guardia Civil investiga a una pareja de Pontevedra con once perros en "condiciones deplorables"

Están acusados de maltrato animal e infracciones administrativas - Varios canes se hallaron heridos y con síntomas de desnutrición

07.09.2017 | 02:19
Un agente del Seprona tranquiliza a uno de los perros hallados.

La Guardia Civil investiga a dos vecinos de Chapela como presuntos autores de un delito de maltrato animal e irregularidades administrativas, tras constatar el "lamentable estado" en el que tenían un total de once perros. Los animales vivían en "condiciones deplorables" y presentaban heridas, síntomas de desnutrición y atrofia.

Las investigaciones se iniciaron cuando el Equipo del Seprona de Vigo tuvo constancia, a través del perfil en una red social de una asociación animalista, de la existencia de un vídeo de un perro de 4 años gravemente herido. El colectivo denunciaba que los dueños habían acudido al veterinario a pedir que sacrificase al can, por la gravedad de las heridas que tenía en una pata, supuestamente a consecuencia de una mordedura. La asociación animalista inició una campaña para recaudar fondos y pagar el tratamiento para el animal, que fue intervenido quirúrgicamente para amputarle la pata herida, y se recupera satisfactoriamente.

Debido al estado en que llegó a a la clínica el animal, una hembra de pastor belga de malinois, el Seprona abrió diligencias para identificar a su propietario y depurar posibles responsabilidades.

En la vivienda de la dueña se encontraron más perros en pésimas condiciones higiénico-sanitarias. En concreto, y en los anexos del domicilio, la Guardia Civil contabilizó hasta once perros de distintas razas, incluidos tres ejemplares potencialmente peligrosos; sin ningún tipo de autorización o seguros de responsabilidad civil, uno sin chip de identificación y los otros dos a nombre de terceras personas.

Estos tres ejemplares fueron retirados por agentes medioambientales de la Xunta y recogidos por el Centro de Acollida e Protección de Animais (Caan) de la Diputación.

La Guardia Civil procedió a la investigación penal de la pareja que residía en la casa como supuestos autores de un delito de maltrato animal. Además de las diligencias, que se remitieron a la Fiscalía de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, el Seprona formuló varias denuncias por distintas infracciones administrativas a la normativa sobre animales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine