Angustioso rescate de cuatro menores bajo la escuela derrumbada de México

Identificado el español fallecido, un médico manchego, mientras hay un malagueño atrapado bajo los escombros y se busca a otros diez nacionales

22.09.2017 | 01:59
Los soldados sacan uno de los perros para rastrear supervivientes.

En medio del cúmulo de tragedias que rodean el terrible terremoto de México, la del colegio Enrique Rébsamen está capturando la atención de todo el mundo. Los equipos de rescate establecieron contacto con una niña de unos 12 años, identificada como Frida -aunque hay ahora dudas sobre el nombre-, quien se halla junto a otros tres menores bajo los escombros de la escuela, que se derrumbó causando la muerte de 21 niños y cuatro adultos, aunque otras fuentes hablan de 32 menores y cinco adultos.

El almirante José Luis Vergara, oficial mayor de la Secretaría de Marina, que supervisa los trabajos, indicó que los equipos cambiaron de estrategia para acercarse a la niña, convertida en símbolo de los esfuerzos por hallar sobrevivientes. Detalló que los trabajadores tratan de llegar a la menor desde arriba, tras romper una losa, si bien se mantiene otro acceso desde donde también procuran alcanzarla. Se pensó incluso en cavar un pozo bajo tierra para acceder a ella desde abajo, pero lo inestable del terreno lo desaconseja. El almirante precisó que los rescatistas están unos tres metros y medio por encima de Frida, quien se halla bajo una mesa de granito "y todo indica que eso le salvó la vida". El oficial indicó que no se ha tenido contacto visual con la niña, sino solo infrarrojo y por su voz.

Por otro lado, ayer trascendió la identidad del español fallecido. Se trata de un médico de origen manchego, Leopoldo Nieto Cisneros, que estaba en un edificio que cayó en Colonia del VallePertenecía a la Asociación Médica Mexicana de VIH/SIDA. Llevaba décadas viviendo en México. Tenía dos hijos.

Además, un malagueño, Jorge Gómez, de 33 años, lleva 48 horas bajo los escombros del edificio donde trabajaba, en la avenida Álvaro Obregón, 286, en la Colonia Roma de Ciudad de México. Pruebas de infrarrojos y de calor realizadas por los equipos de búsqueda y rescate han permitido comprobar que el joven, ingeniero de profesión, se encuentra con vida, lo que ha llevado a paralizar la incorporación de maquinaria pesada a las labores de desescombro. Siguiendo de cerca el trabajo de los servicios de emergencias está la novia del joven, también malagueña. Los equipos y voluntarios trabajan en el desescombro manual del inmueble. Exteriores sigue sin localizar a diez españoles tras el terremoto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine