"Desgraciado, levanta la cabeza", increpa la hermana de una de las víctimas a Sergio Morate

El sospechoso no declaró en la vista por el asesinato de su exnovia y una amiga en Cuenca

24.10.2017 | 01:28
Morate, durante la vista celebrada ayer en Cuenca.

Pasadas las 09.30 horas de ayer dio comienzo en la Audiencia Provincial de Cuenca el juicio a Sergio Morate, acusado de los asesinatos el 6 de agosto de 2015 de su expareja, Marina Okarynska, de 24 años, y la amiga de esta, Laura del Hoyo, de 26 años. El acusado ha decidido acogerse a su derecho a no declarar, ni siquiera a las preguntas de su abogado. Morate se enfrenta a una pena de 48 años de prisión.

Recibido a gritos de "asesino" y "miserable", Morate se sentaba en el banquillo de los acusados, desde donde escuchó a los primeros testigos, la familia de su expareja Marina Okarynska. Su hermana Alina se dirigió directamente al presunto asesino nada más entrar a la sala de vistas para espetarle: "Levanta la cabeza, desgraciado, y mira a mi madre a la cara".

Posteriormente, explicó a preguntas de la Fiscalía que Morate "controlaba cada paso que Marina daba". "Mi hermana, por ejemplo, venía a mi casa, y cada dos por tres le llamaba para preguntar qué hacía. Siempre la vigilaba", precisaba.

La madre de la joven asesinada también declaró en la primera jornada de la vista que se celebra desde ayer en Cuenca ante jurado popular. Aseguró tener conocimiento de que Sergio Morate ejercía control sobre Marina, si bien nunca tuvo constancia de que hubiera sufrido algún tipo de maltrato físico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine