El crimen de Diana Quer en sus horas decisivas

La víctima que logró huir en Boiro grabó en audio el asalto y facilitó la matrícula

La intimidó con una palanqueta para meterla en el maletero, pero huyó ante la resistencia de la joven y la llegada de dos chicos - Se salvó al dejar una pierna fuera

03.01.2018 | 11:26

El principal detonante para el arresto de José Enrique Abuín fue un nuevo intento de asalto a una joven en Boiro el día de Navidad. La resistencia de la chica, la lesión que El Chicle tenía en el hombro, y la aparición de dos chicos que corrieron en auxilio de la víctima al oírla gritar que la secuestraban cuando estaba prácticamente dentro del maletero, frustraron el asalto y delataron por completo al sospechoso: la joven grabó sin querer en audio el asalto, pues estaba enviando wasaps, facilitó parte de la matrícula del vehículo, describió a su atacante y una cámara de vigilancia grabó el modus operandi durante el acecho y elección de su víctima, según explicó ayer el coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina.

El día de Navidad, la joven de 28 años iba wasapeando con su móvil, cuando es objeto de una agresión. La versión de la víctima es que El Chicle le dijo "dame el móvil, dame el móvil', pero ella se resistió. Entonces él, según los investigadores, cambió de estrategia y le dijo: "Ah, no eres Carla" y se va.

Jambrina incide en que como ella le ha visto la cara y el coche, Abuín decide que no la puede dejar marchar y le pone una palanqueta (ella pensó que un cuchillo) en el cuello e intenta meterla en el maletero del coche, pero una pierna queda fuera. La chica grita al ver a dos jóvenes que suben la calle y pide auxilio, El Chicle se asusta, se mete en el coche y se va. Abuín no ha admitido este ataque en su declaración ante la Guardia Civil "pero existe una grabación de audio, porque la muchacha graba accidentalmente lo que esta pasando al intentar evitar que le quite el móvil; además hay una cámara que nos indica cómo actúa", dice el coronel Jambrina.

Así, la grabación muestra, según la investigación que "la había seleccionado y fue a por ella". Y es que la cámara graba como pasa la chica pendiente de su móvil y detrás El Chicle en el Alfa Romeo. La mira, cambia de ruta, la adelanta y aparca bajándose del coche. Allí la espera, según Jambrina, y la aborda de repente. Una forma de actuar que se supone muy similar a la que habría tenido con Diana Quer.

La joven denuncia al día siguiente en el puesto de Boiro la agresión. Aporta datos físicos del agresor, la marca y color del vehículo, los primeros números (dos nueves) de la matrícula y las letras. Cuando Boiro pasa al cuartel de Noia la denuncia, la Policía Judicial descubre que se trata del Alfa Romeo de El Chicle. "Este hecho es un obstáculo para la investigación porque nos obliga a salirnos de nuestro guión pero nos hace decidir que hay que detenerlo", acelerando todo en dos o tres días.

La fuerte resistencia de la víctima y la lesión que Abuín tenía en el hombro (fue detenido al salir de una sesión de fisioterapia), le impidieron cerrar el maletero con ella dentro. Primero dejó una pierna fuera, hecho que según los agentes resultó clave para que no la secuestrara.

Los veinteañeros que corrieron en auxilio de la joven en Boiro manifestaron ayer en Espejo Público que eran las diez de la noche y se iban a casa cuando subiendo una calle oyeron una fuerte discusión entre una pareja. Al llegar arriba vieron un vehículo con el maletero abierto y un chico que intentaba meter dentro a una joven. Ésta les pidió auxilio porque querían secuestrarla, y cuando se acercaron les advirtió de que tenía un cuchillo. El Chicle optó por huir en su coche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine