07 de mayo de 2018
07.05.2018

El acusado de un apuñalamiento lo atribuye a un "forcejeo"

La víctima asegura que lo atacó por sorpresa y apunta: "Si llevo un cuchillo, lo utilizo"

07.05.2018 | 16:23

El hombre acusado de intentar matar a un conocido que le reclamó una deuda en Santiago ha asegurado este lunes que fue la víctima la que llevó el cuchillo hasta su domicilio y ha atribuido las lesiones a un "forcejeo".

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha acogido este lunes la primera sesión de este juicio, en el que la Fiscalía pide 14 años de prisión para un hombre acusado de intentar asesinar a un conocido que acudió a su domicilio a reclamarle una deuda.

Según el escrito de la Fiscalía, sobre las 00,15 horas del 4 de julio de 2016 la víctima acudió a la vivienda donde residía el procesado, en Santiago de Compostela, para reclamarle el pago de una cantidad de dinero. Tras timbrar en varias ocasiones, dice el Ministerio Fiscal, el procesado abrió la puerta y "movido por el propósito de atentar contra la vida" de la víctima, lo abordó en el rellano de la escalera con un puñal con el que lo apuñaló varias veces.

El acusado, que permanece en prisión provisional desde entonces, ha negado que debiese este dinero a la víctima y ha asegurado que, aunque convivieron en casa del segundo durante un tiempo, surgieron problemas entre ambos, que llevaron a que él abandonase la casa, aunque "dejando" todas sus pertenencias allí.

Entre estas pertenencias, que el acusado afirma haber dejado en casa de la víctima, está un cuchillo de caza de grandes dimensiones con el que, según la investigación, apuñaló tres veces a su conocido. Sin embargo, el hombre ha asegurado que fue la víctima la que acudió con este cuchillo hasta su nuevo domicilio.

Estaba "drogadísimo"

El acusado ha reconocido que la noche de los hechos, cuya tarde había pasado en compañía de la víctima y otros conocidos, estaba "drogadísimo" y se había tomado pastillas para dormir.

A una hora indeterminada de la noche, sintió como alguien "aporreaba la puerta" de su casa. "Pensé que iba a tirar la puerta", ha dicho el procesado, quien ha indicado que, cuando abrió, se encontró con la víctima, que llevaba un cuchillo y lo quiso "intimidar", diciéndole que "le debía un dinero".

"Yo me lancé hacia él y le agarré la mano, caímos al suelo y caí encima del cuchillo, puede ser que ahí se lo clavara", ha dicho el acusado, tras lo que ha precisado que volvió a meterse en su casa y se quedó "dormido" a causa de la droga consumida hasta que llegó la policía a su puerta.

Ante el juez, el procesado ha negado que le dijese a la víctima algo sobre su intención de matarlo y ha recordado que los agentes lo tuvieron que llevar hasta el hospital por múltiples heridas y hasta un dedo roto, producidos dentro del "forcejeo".

La víctima, ha mencionado, llevaba "tiempo" amenazándolo porque, según decía, le debía dinero, y le había prestado metálico y drogas en ocasiones anteriores.

"Si llevo un cuchillo, lo utilizo"

Por su parte, la víctima, que ha declarado a continuación, ha rechazado en todo momento que él portase un cuchillo ese día. "Si llevo un cuchillo, lo utilizo", ha sentenciado.

Aunque ha reconocido que, al irse de su domicilio, el presunto agresor se dejó allí sus cosas, la víctima ha dicho que el cuchillo de caza empleado para apuñalarle estaba en el domicilio del procesado y que fue él el que lo utilizó contra él de forma "sorpresiva".

Ese día, ha contado, se quedó sin dinero para regresar a su casa y acudió a la casa del agresor para que le prestase 20 euros para coger un taxi. "No llevaba ningún tipo de arma", ha dicho la víctima, que ha indicado que el hombre le dijo que "si", pero lo tuvo esperando en el rellano más de media hora.

Tras insistirle para que le diese el dinero, y en un momento en el que se dio la vuelta hacia las escaleras, la víctima ha contado que el presunto agresor le apuñaló en una pierna por detrás, por lo que se dio la vuelta y recibió una segunda puñalada en el costado derecho.

"Le pedí que llamara a una ambulancia y entonces salió y me dijo '¿Pero todavía no te has muerto?' e intentó apuñalarme en el corazón, pero subí las piernas y me dio en una", ha contado la víctima, que se arrastró luego pidiendo auxilio escaleras abajo, mientras el presunto agresor volvió a su domicilio.

Afectado por las drogas

Un vecino de un edificio próximo fue el primero que escuchó la llamada de auxilio de la víctima y se acercó a ayudarle. El hombre ha dicho que ya conocía de vista tanto al herido como al presunto agresor y que eran del dominio público las reyertas a causa de la droga.

En este sentido, ha contado que se dio aviso en varias ocasiones a la Policía de que "algo así iba a ocurrir" y que incluso tiene un vídeo en el que puede verse a la víctima, en otro momento, intentando forzar el portal para acceder al edificio.

El hombre, que taponó la herida de la víctima y llamó a la ambulancia, ha contado que cuando vio salir al detenido observó que se encontraba "pasado de rosca", bajo los efectos de la droga "de forma evidente".

Este es un punto en el que ha diferido con la declaración de varios de los agentes de Policía presentes que, según han contado, notaron al hombre "normal" cuando fueron a detenerlo. Como la víctima había dicho que disponía de armas de fuego, solicitaron refuerzos y llamaron a la puerta, tras lo que el procesado les recibió en ropa interior y hablando de forma "tranquila".

El cuchillo empleado para apuñalar a la víctima fue localizado en la maleza bajo la ventana de la cocina del procesado, que estaba abierta. Sin embargo, los agentes no encontraron en el registro de la vivienda el resto de los cuchillos del juego que, en teoría, tenía el hombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine