15 de mayo de 2018
15.05.2018

Uno de los detenidos por los asaltos a los Cash tiroteó a un taxista de Vilagarcía en 2006

José Luis Bernández Falcón y Mario Semenic se conocieron en la cárcel, de donde salieron en 2017 - Regresan a prisión por sustraer 40.000 euros en varios robos

15.05.2018 | 15:33
José Luis Bernández, ayer.

Claves

  • Atracos. Los detenidos atracaron supuestamente cuatro supermercados en la provincia de Pontevedra e intentaron hacerlo en un quinto, pero fueron arrestados
  • ‘Modus operandi’. Llegaban siempre a última hora de la tarde, encapuchados para no ser reconocidos y armados con pistola y escopeta para hacerse con la caja del día
  • Antecedentes. Los dos arrestados se conocieron en la cárcel de A Lama, donde estaban por cometer diferentes delitos como tirotear a un taxista o asaltar varios bancos

De nuevo en la cárcel. El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Vigo ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de los dos peligrosos delincuentes que, encapuchados y armados, atracaron presuntamente cuatro supermercados Cash de la provincia de Pontevedra -en Vigo, Vilagarcía y Sanxenxo- y lo intentaron en un quinto en Ponteareas, donde no lograron su propósito al caer en un operativo de la Policía Nacional de Vigo, que ya iba tras su pista tras una compleja investigación.

Los asaltos los cometieron en poco más de tres meses, obteniendo en total un botín de unos 40.000 euros. Los arrestados son el vilagarciano José Luis Bernárdez Falcón, de 50 años, y el croata Mario Semenic, de 43, viejos conocidos de las fuerzas de seguridad del Estado con un importante historial de actividades delictivas y violentas a sus espaldas. Tras conocerse en la cárcel, a donde regresaron ayer, ambos compartían domicilio en Nigrán.

Un ejemplo de la peligrosidad de los arrestados es el historial de Bernárdez Falcón, donde figura el tiroteo en agosto de 2006 a un taxista arousano al que dejó malherido en una carretera secundaria, en Monte Lobeira, tras dispararle en cabeza y tórax. El delincuente había aprovechado un permiso penitenciario para asaltar al taxista y fugarse. Tras el incidente, la Guardia Civil trató de dar con su paradero, con controles en O Salnés y Pontevedra, pero consiguió escabullirse dos veces.

En la primera de ellas, llegó a arrojar una mochila a los guardias civiles antes de escaparse: dentro había una pistola con tres cartuchos percutidos. En la segunda, huyó de la Policía Nacional por la ventana del patio de un sexto piso, antes de ser capturado en octubre de ese 2006 cuando se inscribía en un hostal de Vilaboa (Pontevedra). Por el tiroteo al taxista, el vilagarciano acabaría aceptando ocho años de prisión.

Bernárdez volvería a verse implicado en otro incidente en 2006, en esta ocasión en la cárcel de A Lama, donde resultó herido en una reyerta en la que falleció un ciudadano nigeriano.

Mario Semenic, por su parte, también es reincidente, ya que fue detenido en el año 2012 por asaltos a bancos en el sur de la provincia de Pontevedra. Los dos se conocieron en el penal pontevedrés de A Lama, el cual abandonaron el pasado año, meses antes de que ya en este 2018 comenzasen los asaltos a supermercados mayoristas Cash por toda la provincia.

Estos atracos, en el que usaban idéntico modus operandi, empezaron el 31 de enero en Vigo y finalizaron este pasado viernes, cuando, debido al dispositivo de vigilancia que ya había sobre ellos, se detectaron "movimientos extraños" que llevaron a los investigadores a pedir el apoyo de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOE).

Tras un recorrido por localidades próximas a la ciudad de Vigo, los atracadores bajaron del coche con pasamontañas y dos pistolas para asaltar otro supermercado de la misma cadena en el ayuntamiento pontevedrés de Ponteareas. Pero fueron detenidos. Uno intentó huir, por lo que la Policía hizo un disparo intimidatorio al aire, ya que aún tenía el arma en la mano. Tras tres noches en los calabozos de la comisaría viguesa, ayer pasaron a disposición judicial. El juez decretó prisión para ellos y les atribuye la presunta comisión de un delito continuado de robo con intimidación en establecimiento abierto al público (con la agravante de uso de disfraz) en concurso con falsedad (usaban matrículas falsas), así como delito de tenencia ilícita de armas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine