Magazine Fashion&Arts
Moda

Contra el kilómetro 0

Inspirarse en otras culturas ya no es exótico, ahora es la norma de cualquier colección

08.08.2017 | 15:50
Una modelo con un diseño de Dior.

Vestirse (o disfrazarse) con atuendos propios de países y culturas lejanas fue, durante el fin del siglo XIX, una práctica habitual entre las clases pudientes. Fue entonces cuando la extravagancia y el lujo contrajeron matrimonio. En un momento en que los estilos empezaban a propagarse a golpe de copia, la distinción había que buscarla en kimonos, kaftanes y turbantes. De ahí, por ejemplo, la fortuna de Poiret, considerado el primer diseñador en crear una marca/emporio, que en 1917 vistió a marquesas y herederas al estilo de Las mil y una noches. O la maestría estructural de los vestidos de Madeleine Vionnet, basada en la técnica tradicional para confeccionar la indumentaria japonesa...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El Jetty es un mirador para perderse en el horizonte.
Zanzíbar Hakuna Matata

Zanzíbar Hakuna Matata

"No hay problema. Vive y sé feliz". Algo así te desean en swahili cada vez que alguien dice...

Bajar las Ramblas

Bajar las Ramblas

Yo me hacía mayor cada vez que los miraba: artistas de la contracultura, hippies indolentes...

Alta Montaña

Alta Montaña

Vestir por la ciudad como si estuviéramos en un refugio. Por fin la moda de otoño-invierno no es...

Planazo ´arty´

Planazo ´arty´

Madrid se transforma durante un fin de semana en un inmenso museo de arte

"No tengo sueños. Estos museos son mi último gran proyecto"

"No tengo sueños. Estos museos son mi último gran proyecto"

Pierre Bergé, empresario, mecenas, activista, pero sobretodo amante. Con su muerte termina una...

¿A qué jugamos?

¿A qué jugamos?

Hurgamos en el cajón del desván y sacamos a estrellas del pop o villanos del Oeste

Enlaces recomendados: Premios Cine