La reina de la corte de Trump

01.11.2015 | 01:39
Donald Trump con su esposa, Melania.

Melania Knauss Trump, exmodelo y arquitecta de origen esloveno, tercera esposa de Donald Trump, desde el año 2005, es la gran ausente en la intensa campaña del magnate para llegar a ser presidente de los Estados Unidos. La que podría ser sucesora de Michelle Obama como primera dama del país, ha mantenido hasta ahora la prudencia, tal vez para evitar las críticas recibidas por un supuesto afán de protagonismo, las dos veces anteriores en las que su esposo ya intentó el asalto al poder.

Trump se mantiene fuerte en las encuestas y ya son muchos los analistas políticos estadounidenses que se preguntan cual será el futuro papel de la bella exmaniquí, de 45 años, con marcados rasgos de la Europa del Este y un aire a Ivana, la primera mujer del empresario originaria de Chequia.

Mientras los demás especulan, Melania, nacida en un pequeño pueblo esloveno de apenas 5.000 habitantes, se dedica al diseño de joyas y a cuidar de su hijo Barron, de nueve años. ¿Por qué no la vemos?", se pregunta Frank Luntz, gurú conservador y experto en política, en referencia a Melania Trump durante la campaña electoral. Opina que una de las razones es porque los republicanos tienen una visión tradicional del matrimonio y Melania no da ese perfil.

La ausencia en eventos públicos electorales de Melania, que triunfó en las pasarelas italianas y en 2004 irrumpió en la vida de Trump, cuando él estaba en pleno proceso de divorcio de Marla Marples, comenzó a levantar dudas sobre su papel como posible futura first lady, de ahí la entrevista, realizada en su grandioso apartamento neoyorkino, donde los Trump dan una imagen idílica de familia feliz. Donald asegura que Melania sería una "maravillosa representante para el país". Se la imagina involucrada en asuntos relacionados con la salud de la mujer". Ella no desvela sus planes de futuro. Seguro que jamás soñó un porvenir tan espléndido como el que la aguardaba. Mucho más de lo esperado por una chica de la pequeña ciudad de Sevnica, que con mucho esfuerzo, logró completar la carrera de arquitectura. Ese perfil de esforzada universitaria puede ser ahora una baza a favor de la explosiva Melania.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine