Téchiné lleva la homosexualidad en la adolescencia a la Berlinale

15.02.2016 | 00:46
El cineasta André Téchiné.

El director francés André Téchiné iluminó ayer la competición de la Berlinale con Quand on a 17 ans, un retrato de la convulsa adolescencia, a modo de contrapunto en un domingo dominado por la nostalgia portuguesa y un drama alemán sin concesiones.

Un muchacho magrebí, en una granja perdida en la montaña bajo toneladas de nieve, y su compañero de escuela, hijo único en un hogar perfecto, es el dúo elegido por Téchiné para desarrollar su filme sobre el "descubrimiento" mutuo entre dos seres desiguales, que hasta que no se zurran de verdad no empiezan a entenderse. "Un flechazo a lo Romeo y Julieta es algo instantáneo. El reconocimiento de la homosexualidad es un proceso", indicó el director, sobre la evolución de sus dos adolescentes, interpretados por Kacey Mottet Klein y Corentin Fila.

El hilo conductor es Sandrine Kiberlain, una madre perfecta de un hogar perfecto, empeñada en obligarlos a ser amigos. El nudo argumental será el proceso de acoso o seducción, según se mire, del muchacho que sale primero del armario respecto al otro.

"Fue difícil vencer el miedo a rodar esa escena, teníamos que romper muchos tabús", explicó Mottet Klein, respecto a la escena de sexo con su compañero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine