Pamplona, masificada

Un encierro rápido y masivo, con dos heridos graves, dio paso a una multitudinaria jornada de domingo sanferminera

11.07.2016 | 00:33
Imagen del encierro de ayer en Pamplona.

Un encierro rápido y masivo, protagonizado por los toros de la ganadería salmantina de Pedraza de Yeltes y con dos heridos graves, dio paso ayer a una jornada dominical en la que Pamplona atraviesa el ecuador de las fiestas tras un multitudinario fin de semana.

En los instantes previos al inicio de la carrera, se homenajeó al último corredor fallecido en Pamplona, Daniel Gimeno, de 27 años, a quien el 10 de julio de 2009 un toro le propinó una cornada mortal en el tramo de Telefónica.

Antes del encierro, los padres del joven madrileño colocaron un ramo de rosas blancas y rojas en el poste de madera número 66 del vallado, donde Daniel sufrió la cogida de un toro de Jandilla. Unos minutos más tarde, a las ocho en punto, los toros de Pedraza de Yeltes, en su debut en Pamplona, protagonizaron un encierro rápido, caracterizado por la gran cantidad de mozos en el recorrido.

Lo multitudinario del encierro provocó numerosas caídas en la carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine