Un quinto encierro rápido y peligroso

Cuatro corredores de los Sanfermines tuvieron que ser trasladados al hospital por diversas contusiones, aunque ninguno por herida de asta

12.07.2016 | 01:09
Un momento de la carrera de ayer en las calles de Pamplona.

Los toros de la ganadería de Jandilla protagonizaron un quinto encierro de las fiestas de San Fermín rápido y peligroso, con una manada muy agrupada prácticamente todo el recorrido, y que se alargó al caer un toro castaño en la curva de Telefónica y un toro negro dentro del callejón de acceso a la plaza.

Ambos astados tuvieron que ser ayudados por los mozos para levantarse y seguidamente continuaron el camino hacia el interior de la Plaza. La carrera se prolongó así hasta los 3 minutos y 4 segundos cuando los cuatro primeros toros la completaron en 2 minutos y 7 segundos.

Cuatro corredores tuvieron que ser trasladados tras el quinto encierro por diversas contusiones. Tres de ellos fueron evacuados al Complejo Hospitalario de Navarra y uno al centro Doctor San Martín. Según las informaciones, no hubo heridos por asta. El concierto de Chano Domínguez, Javier Colina y Guillermo McGill cerró ayer las fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine