Abdicación en el Imperio japonés

14.07.2016 | 00:51
El emperador Akihito y su mujer, la emperatriz Michiko, durante un discurso.

El emperador de Japón, Akihito, de 82 años, tiene previsto abdicar "en los próximos años" del Trono de Crisantemo, según dijeron ayer fuentes de la Agencia de la Casa Imperial nipona a la cadena estatal NHK. Akihito ya ha comunicado su intención de abdicar a su esposa, la emperatriz Michiko, y a su hijo y príncipe heredero de Japón, Naruhito, de 56 años, quienes han acatado su decisión, señalaron las mismas fuentes.

El emperador ha tomado esta decisión debido a que su frágil estado de salud le impide desarrollar sus funciones plenamente, y ya ha iniciado los preparativos necesarios para garantizar "una sucesión estable", añadieron. La Agencia de la Casa Imperial nipona planea organizar un acto para que Akihito explique su decisión al pueblo japonés, según las citadas fuentes, que señalaron que la abdicación tendría lugar "en los próximos años".

La salud del emperador de Japón se ha visto debilitada en los últimos años, ya que se sometió a una operación coronaria de bypass en 2012 y también sufrió un cáncer de próstata en 2003 tras el que padeció osteoporosis, debido al efecto de la terapia hormonal que se le recetó entonces. Debido a su edad y a sus problemas de salud, la opinión pública nipona ha debatido en los últimos años la posibilidad de reducir la carga de trabajo de Akihito, quien ha delegado en su hijo Naruhito algunas de las obligaciones de su agenda, como visitas a guarderías o centros de ancianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine