Semana de la moda

Guía de estilo para vestir como invitada en una boda

Los tocados y vestidos cortos son para el día, las lentejuelas y los colores agresivos son para la noche

21.04.2016 | 17:27
Bodas 2016: Guía de estilo para las invitadas.

Trucos para no gastar demasiado en una boda

  • Si tienes varias bodas opta por un vestido básico y combínalo con diferentes complementos.
  • Alquilar el vestido es otra buena opción. Cada vez hay más empresas dedicadas al alquiler de vestidos de fiesta.
  • Las marcas ´low cost´ sacan  una línea de fiesta cada temporada a precios muy razonables.
  • Se previsora y aprovecha las rebajas para comprarte el vestido y los accesorios de las bodas que sabes que vas a tener ese año.

La temporada de bodas 2016 ya va a comenzar. Si tienes una boda a la vista y quieres ideas para ser la invitada perfecta, ten en cuenta estos consejos para que aciertes en la elección de tu estilismo.

¿Qué tipo de invitada eres?
Antes de pensar en qué ponerte para ir a una boda, debes pensar qué tipo de invitada eres a la misma. No es lo mismo ser la madre del novio o la hermana de la novia que una amiga o prima lejana. Aún así, huye de las exageraciones y recuerda que menos, siempre es más.

Para las bodas de día
Los vestidos perfectos para las invitadas que asisten a una boda de día deben ser cortos y en tonos pasteles o suaves. Los estampados de flores también son otra opción. Las bodas de día son el momento perfecto para lucir tocados o pamelas y para tapar los tirantes del vestido con chales o chaquetas de corte torero.


Los vestidos en tonos pasteles son perfectos para las bodas de día. GettyImages

Para las bodas de noche
Para este tipo de ceremonias los vestidos largos son la mejor opción, aunque también se admiten los de tipo cóctel. En las bodas de noche las invitadas también podrán lucir sus vestidos glamurosos como los de lentejuelas o los que llevan adornos brillantes. En cuanto a los abrigos, las estolas de pelo te ayudarán a protegerte del frío y sin perder glamour.

Los colores del vestido
De sobra es sabido que el color blanco está prohibido para las invitadas a una boda. Pero éste veto también puede ampliarse a los vestidos monocromáticos en tonos crudo, beige, marfil o champán.

El color negro no suele ser un gran acierto para las bodas de día, ya que se asocia con el luto, pero para las ceremonias de noche se ha convertido en uno de los más recurrentes. Los fucsia, rojos intensos y los demás tonos agresivos, mejor, por la noche.

Los accesorios
Los collares llamativos y largos sólo están pensados para romper con los looks más sobrios o monocromáticos. Si llevas un vestido estampado o que por sí sólo acapara todas las miradas, mejor opta por un conjunto de joyería discreto.


Si llevas pendientes largos no uses collares ni gargantillas. GettyImages

Si estás pensando en llevar unos pendientes largos, mejor que no utilices ningún tipo de gargantilla o collar.

En cuanto a los bolsos, apuesta siempre por los de mano pequeños. Al igual que los collares exuberantes, los bolsos joya pueden transformar hasta el look más aburrido en uno de los más elegantes.

Para que los tacones no te arruinen el día, lo mejor es que los estrenes unos días antes de la boda para que se hagan al pie. También puedes aplicarte crema antirozaduras antes de colocártelos y ponerte siempre medias para que no te hagan daño. Siempre queda la opción de llevar unas bailarinas en el bolso para cambiarte después de la ceremonia.

Los peinados según el vestido
Los recogidos muy formales ya no se llevan. Puedes decantarte por moños despeinados para acompañar los vestidos con escote bañera o ´v´. Para los escotes palabra de honor o vestidos con tirantes muy finos opta por semirecogidos o la melena suelta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine