Premios Goya 2018

La alfombra roja de los Premios Goya 2018

Los invitados a la gran fiesta del cine español desfilan ya con sus mejores galas

03.02.2018 | 22:50

Los invitados a la 32 ceremonia de los Premios Goya 2018 han comenzado a llegar a la alfombra roja hacia las 18.30 horas y se han empezado a escuchar las primeras reivindicaciones feministas que se prevé que centren gran parte de la gala, que tiene previsto su comienzo a las 22.00 horas.

Este año muchas de las actrices y cineastas se han decantado por el negro en su indumentaria, aunque se había anunciado ninguna acción parecida a la que los movimientos estadounidenses 'Times Up' y 'Mee Too' llevaron a cabo en los Globos de Oro, en el que las intérpretes usaron este color para denunciar los casos de abusos sexuales. Entre las mujeres de negro, se encontraba la vicepresidenta de la Academia de Cine, Nora Navas, que, en ausencia de la presidenta, Yvonne Blake -convaleciente de un ictus-, es una de las encargadas esta noche de pronunciar el discurso junto a Mariano Barroso.

Sin embargo, la acción anunciada por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), que tiene previsto repartir 1.800 abanicos con el lema #MASMUJERES, se ha hecho esperar en la alfombra roja. La primeras en portarlo, y vestidas de negro, han sido las dos directoras cuyas cintas estan nominadas a Mejor Película, Isabel Coixet y Carla Simón.

Penélope Cruz y Javier Bardem, en la alfombra roja. Vídeo: AGENCIA ATLAS Foto: AFP


Entre los primeros en llegar, ha podido verse a Miki Esparbe, Manolo Solo, Mabel Lozano, Brays Efe, Rodrigo Sorogoyen, Belen Cuesta o 'Julita', la ya famosa madre de Gustavo Salmerón, junto con su hijo, nominado por el documental 'Muchos hijos, un mono y un castillo'. Los presentadores de la gala de esta edición Julián Reyes y Ernesto Sevilla también se encuentran ya en el evento.

Sobre las reivindicaciones feministas en la gala, Rodrigo Sorogoyen, nominado a mejor cortometraje de ficción, ha señalado que, "si hay algo que se tiene que reivindicar" que "se haga". "Los Goya es el mundo del cine, por lo que no es un marco equivocado", ha destacado. Además su nueva película, 'El Reino', que está, según ha asegurado, "a punto de estreno", ahonda en algo que, a su juicio, "pocas pelis hacen: la corrupción política".

Los presentadores de la gala, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, que han aparecido sin abanicos porque "aún no se los han entregado", han destacado que este año la mujer tiene "protagonismo, por desgracia". En este sentido, Reyes ha lamentado los estereotipos en torno a las actrices, tales como roles que giran en torno al hombre o papeles siempre menores de los 30 años. Por su parte, Ernesto Sevilla ha subrayado que, para él, "la mujer y el feminismo no son ninguna moda ni ningún carro".

Además, Reyes ha reconocido que "saben" que es una gala "muy criticada" y "mirada" pero que, tanto él como su compañero de ceremonias, no van "a entrar en las críticas" y van a "hacer su trabajo divirtiéndose".

A su llegada a la gala, Paco León, que entrega el primer Goya de la noche y que podría dárselo a su hijastro, Eloy Costa, nominado a Actor Revelación en 'Pieles', se ha sumado a las reivindicaciones feministas realizadas por varios de los invitados. "Espero una gala descarada, surrealista e irreverente y también un poquito política. Las reivindicaciones son un coñazo e incómodas, pero en el caso del feminismo son necesarias. Empujando se mueven las cosas", ha dicho.

La actriz Marta Etura se ha pronunciado también sobre la "necesidad" de que haya "más personajes femeninos" en el mundo del cine". "Es muy importante que las historias se cuenten desde el punto de vista femenino", ha destacado, algo que, según asegura "cada vez se está consiguiendo mas, es una cuestión generacional".

Sin embargo, Etura ha reivindicado que esto, "es un trabajo que hay que ir haciéndolo cada día, no porque se lleve abanicos rojos" y ha asegurado que ella "siempre" procura "hacer papeles de mujeres creíbles".

Por otro lado, Mabel Lozano ha asegurado estar "feliz" pues la categoría a la que está nominada, mejor corto documental, es la "única" en la que hay una "paridad" que, a su juicio, es "necesaria" en la gala de esta noche. "Si no hay referentes de mujeres en las nominaciones y categorías, luego no saldrán mujeres directoras", ha subrayado.

Además, Lozano ha apuntado que el evento no puede ser algo "fatuo" ni "frívolo", sino "un grandísimo altavoz". "El cine es una industria vital y hay que hacer un cine más diverso", ha añadido.

Julita y la diversidad

A su paso por la alfombra roja, Julita Salmerón, protagonista de 'Muchos hijos, un mono y un castillo' nominada a mejor película documental, ha reconocido que "no cree" que ganen el Goya pero que "le da igual". "Es el fenómeno del año, la gente nos admira y nos quiere. Eso es lo importante", ha añadido.

Por su parte, Gustavo Salmerón ha afirmado que su madre es "un peligro" porque si gana "va a improvisar, siempre lo hace", ha adelantado. Asimismo, ha asegurado que se considera un "afortunado" por "vivir este momento con ella" que, en su opinión, "tiene más valor que ganar un Goya".

El actor y cineasta Eduardo Casanova, director de 'Pieles', ha celebrado que este sea el año de la "diversidad" y, en concreto, ha destacado la presencia de 'Verónica', de Paco Plaza, nominada a Mejor Película y Mejor Dirección, entre otros, porque se trata de una cinta "de género" y que además está protagonizada por una mujer.

El propio Paco Plaza ha señalado que la diversidad de esta edición "obedece a una regeneración de la Academia", que ha hecho un "esfuerzo" por integrar a "miembros jóvenes". En cuanto a las reivindicaciones feministas, ha señalado que está bien que se empiece a tomar conciencia porque el 93 por ciento de las películas están dirigidas por hombres, algo que considera "bochornoso".

Santiago Alverú, protagonista de 'Selfie' y nominado a Mejor Actor Revelación por este papel, ha destacado lo "valiente" que ha sido el director de esta cinta al hablar de España y ha destacado ese espíritu en el resto de los cineastas españoles mientras "los políticos no hacen caso".

A su llegada, Brays Efe ha adelantado una "sorpresa" no desvelada hasta este mismo viernes sobre la gala. "Está aquí Paquita Salas con Lidia San José, que presentará actriz revelación. Paquita quería venir de negro, tiene el traje detrás. A mi me parece que este tipo de evento está para que la gente exprese sus opiniones", ha subrayado.

Una de las curiosidades de esta edición es que algunos periodistas que entrevistaban a los invitados en la alfombra van ataviados con los trajes de Ernesto Altillo de su proyecto 'La mujer que llevo fuera', como una reivindicación feminista que en esta ocasión el artista ha querido centrar en la prensa.

Entre los detalles que se han revelado pocas horas antes del comienzo de la ceremonia está el crespón negro que ocupa el asiento del recién fallecido Reyes Abades. Ganó durante su carrera nueve premios Goya y estaba doblemente nominado en la edición de este año por 'Oro' y 'Zona hostil'.

Hasta el exterior del Madrid Marriott Auditorium Hotel, escenario en otras ocasiones de reivindicaciones, relacionadas o no con el cine, se a acercado un reducido número de jóvenes con la esperanza de ver a las estrellas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine