Alimentación sana

Diez ideas para evitar la obesidad infantil

Aunque el pediatra es quien debe establecer las pautas, estos consejos pueden resultar muy útiles

09.12.2015 | 19:15
La mala alimentación es la principal causa de la obesidad infantil.
La mala alimentación es la principal causa de la obesidad infantil.

Consecuencias de la obesidad infantil

  • Dificultades para desarrollar actividades físicas debido al cansancio y a los problemas para respirar correctamente.
  • Problemas con los huesos y articulaciones.
  • Las niñas que sufren obesidad pueden acceder antes al a pubertad y experimentar problemas en sus ciclos menstruales.
  • Alteraciones en el sueño y dificultades para dormir
  • Hipertensión, colesterol, y enfermedades cardiovasculares
  • Desánimo, cansancio, depresión, decaimiento.
  • Baja autoestima, aislamiento social, discriminación.
  • Mayores posibilidades de experimentar trastornos de la alimentación como la bulimia o la anorexia
  • Posible aparición de diabetes
  • Aparición de trastornos como la apnea

Diversos informes lo confirman: España es uno de los países europeos con más sobrepeso infantil. Parece que la famosa dieta mediterránea sirve de poco en este tema y que, de seguir así, los niños no serán tan longevos como sus padres. Se trata de un problema muy serio. Por supuesto que es el pediatra quien deberá dar indicaciones, pero hay algunos consejos que pueden ser muy prácticos, en una sociedad como la actual, para la mayoría de los padres.

obesidad infantil  El ejemplo es esencial; por tanto, aunque los padres estén estupendos y sanísimos, es imprescindible que las comidas en casa sean siempre equilibradas.

obesidad infantil  Los horarios de comidas son importantes siempre, pero especialmente cuando el niño tiene sobrepeso. Incluso el fin de semana.

obesidad infantil  Es importante que se enseñe al niño a comer despacio, a saborear los alimentos, a masticar bien. Teniendo siempre en cuenta que cada niño tiene su ritmo. La paciencia es imprescindible.

obesidad infantil  Es cierto que lo dulce apetece de forma natural a los pequeños, pero hay muchos grados de este sabor. Si endulzar es inevitable, que sea de forma mínima.

obesidad infantil  Es muy efectivo que la pasta y los arroces, alimentos que en general suelen encantar a los niños, estén cocidos al dente. De esta manera requerirán más masticación y se tomará una dosis más moderada.

obesidad infantil  Otra norma efectiva es empezar con la merluza o el pollo, por ejemplo, y después servir los espaguetis.

obesidad infantil  Los purés son una mala idea para los niños con sobrepeso. Mejor una ensaladilla rusa que un puré de patata y zanahoria.

obesidad infantil  El niño con sobrepeso no tiene que renunciar a los rebozados, pero sí limitarlos. Una forma ligera es cocer el rebozado al horno.

obesidad infantil  Aliñar en la cocina los platos. Es importante habituar al niño a ser moderado con la condimentación.

obesidad infantil  Ofrecer fruta antes del postre dulce es un buen recurso para que la ración de tarta o helado sea mucho menor.

Magazine

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine