Sólo me fio de uno de mis sentidos: el del vértigo.

***

El futuro no es un punto fijo, sino un signo de interrogación.

***

Ya nadie va a bailar, sólo las cifras.

***

- Digamos que se desnudó a medias, porque no se las quitó.

***

No, no hay forma de dormir cuando uno tiene sueños.

***

Las ideas fijas empañan los cristales.

***

Cenicienta estaba deseando que diesen las doce para poder contarlo todo.

***

Sí, tengo dos dedos de frente, pero están enfrentados.

***

Entonces comprobó que las ranas no se dejan besar.