02 de diciembre de 2017
02.12.2017
Cartas de los lectores

La bandera de los derechos sociales

02.12.2017 | 01:18

Tengo la sensación de que estamos dedicando gran parte de nuestro esfuerzo a temas relacionados con la situación de Cataluña y poco o nada a los problemas que realmente deberían preocuparnos.

Hace unos días que se ha publicado el informe sobre el Índice de Justicia Social en la Unión Europea que anualmente publica la fundación Bertelsmann Stifftung. En él, la sanidad española figura en la posición 12 de los 28 países, es decir, cae tres puestos con respecto al informe de 2016, donde España figuraba en novena posición. Este dato no parece preocupante si tenemos en cuenta que, pese a ello el sistema de salud está por encima de la media de la UE en protección social. El resto de indicadores nos sitúan en el suspenso o muy deficiente, destacando los relativos a protección de la infancia, prevención de la pobreza o desigualdad intergeneracional. En categorías como "acceso al mercado laboral", España es directamente el peor país de la UE: el 28 de 28.

La UE ha decretado el fin de la crisis, por lo tanto creo que nuestros políticos están obligados a trabajar para conseguir recuperar lo perdido y hacerlo con un calendario definido y acordado, con la misma rapidez que se dieron para aplicar los recortes.

Nosotros tenemos que exigirles que afronten los problemas cuanto antes y de forma definitiva, sabiendo que para equilibrar el sistema se precisan reformas sustanciales.

Dejen de culparse entre sí. Las imágenes de acusaciones, enfado y decepción, culpándose de que Barcelona quedara fuera de la lucha por la EMA, no parece el ejemplo más gratificante para la solución de los problemas que realmente afectan a los ciudadanos.

La tensión política no debe verse como la culpable de que la evolución económica se ralentice, como pretenden hacernos ver algunos políticos.

Los ciudadanos debemos tener presente que unos y otros nos ofrecerán soluciones para todo, pero con nuestras opiniones y aptitudes tenemos que demostrarles que somos conscientes de lo que el momento actual nos brinda y no les vamos a permitir que jueguen con nuestros derechos para ganar votos. Obliguémoslos a ponerse las pilas para que pacten y articulen medidas reales con el único fin de recuperar lo que tanto nos costó alcanzar y nos han arrebatado. Hagámosles trabajar conjuntamente remando en nuestra dirección y no les permitamos mirar en otra dirección que no sea la de la recuperación del estado de bienestar. Estaremos cansados pero no derrotados: colguémosla en nuestros balcones y salgamos a la calle enarbolando la bandera de los derechos sociales.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine