17 de febrero de 2019
17.02.2019
Cartas de los lectores

San Valentín: ¿amor o 'marketing'?

17.02.2019 | 00:51

El amor es una fuerza tan invisible como real que mueve a la unión. Es a los seres humanos lo que la gravitación universal a la materia, un irrefrenable poder de atracción que actúa a distancia en un principio pero que produce un progresivo acercamiento que culmina en fusión. Con la diferencia de que en nosotros este estado de compenetración no está garantizado, puede romperse y, paradójicamente con la misma energía, tornarse en su contrario -el odio- en cualquier momento y por casi cualquier causa. Todo ello hace que el amor humano sea a la vez estimulante y arriesgado. Quizás la satisfacción de los amantes no provenga solo, como se dice, del baño de oxitocina que riega sus cerebros, sino del alivio por la superación, al menos de momento, de los peligros que los acechan.

El enamoramiento como tal (esto es, el período de aproximación previo a la consolidación de la unión) es un estado excitante compuesto de incertidumbre y esperanza en el éxito del proceso unitivo; pero cuando este se produce finalmente y se asienta, comienza otra etapa, de mayor estabilidad pero sometida al desgaste de la costumbre. Es en esta meseta emocional donde se pone a prueba la verdad del amor. Para sobrevivir a ella no basta la pasión inicial, que se va reduciendo con el tiempo. Tiene que haber algo más: la aceptación y el aprecio del ser del otro en su singularidad. Spinoza enseña que amar es querer ser la causa de la alegría del amado. Y nada nos alegra más que el reconocimiento y la valoración de nuestra persona por parte de aquellos a quienes también nosotros valoramos.

Recordar esto no está de más cuando, como en estas fechas pasadas, el amor se convierte, por arte del marketing, en un reclamo publicitario más para la venta y el consumo de artículos que, independientemente de su precio material, no pueden proporcionan por sí mismos la auténtica felicidad que nos da sentirnos reconocidos y apreciados. Escuchar, comprender y animar al otro son, con mucha diferencia, los mejores regalos que le podemos hacer por San Valentín y durante el resto del año.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook