27 de febrero de 2019
27.02.2019

Tiempo perdido

27.02.2019 | 00:39

Por muy pesados que nos parezcan nuestros padres, la razón es suya y tenemos que reconocerlo. Comenzamos desde pequeños (si el niño molesta le damos el móvil) y cada vez nos vamos sumergiendo más, hasta convertirnos en adictos (aunque siempre decimos "Ya lo dejo, solo es un segundo").

Dependemos de él, lo necesitamos y si no lo tenemos, no estamos tranquilos.

Aprendimos a vivir por y para él, sin apenas comunicarnos de otra manera.

Así que, sí, están en lo correcto, en lugar de disfrutar el momento, perdemos el tiempo.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas