El terrible impacto de mayores y dependientes que mueren solos en sus casas o en residencias debe generar una reflexión colectiva una vez pase esta epidemia. Los sanitarios, capellanes, personal de estos centros? están ofreciendo un impresionante testimonio de calor humano que muestra que esa cercanía es imprescindible y no puede suplirla siquiera la mejor de las atenciones profesionales. Son ellos quienes están cogiendo de la mano a los enfermos en sus últimos momentos, llevándoles ese abrazo que sus familiares no pueden darles. Toda gratitud por este servicio será poca. Pero junto al agradecimiento, es imprescindible actuar frente a la deshumanización del final de la vida que venía hace tiempo abriéndose paso.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contaco. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.