20 de noviembre de 2012
20.11.2012
La Opinión de A Coruña
Psiquiatra

Luis Rojas Marcos: "La felicidad viene en nuestros genes"

"Ya no asociamos el dinero con ser felices; cuando se pregunta, el 90% va a nombrar las relaciones afectivas" . "Nuestro cerebro nos ayuda a sentirnos mejor que el resto, incluso en tiempos de crisis"

20.11.2012 | 01:00
El psiquiatra Luis Rojas Marcos. / fernando bustamante

Posiblemente gracias a su abuelo, médico rural que dejaba una peseta bajo la almohada de los pacientes, Luis Rojas (Sevilla, 1943) se hizo psiquiatra. Afincado en Nueva York desde 1968, en su último libro, 'Secretos de la felicidad' (Espasa), defiende que vivir tiene sentido y que el instinto natural del ser humano es la felicidad. "Viene en nuestros genes", subraya Rojas Marcos, quien rechaza que dinero sea siempre sinónimo de dicha. "Ya no asociamos el dinero con ser felices; cuando se pregunta, el 90% va a nombrar las relaciones afectivas", señala, y añade: "Nuestro cerebro nos ayuda a sentirnos mejor que el resto, incluso en época de crisis"

-Cuando escriben ustedes tantos libros sobre la felicidad, organizan congresos y debaten tanto, ¿es que la cosa no está clara?

-No tan clara, no. Con eso no quiero decir que no abunde. Es algo natural, forma parte del instinto de conservación y gracias a que nos sentimos razonadamente felices, o satisfechos, seguimos viviendo, tenemos hijos y la humanidad continúa. La felicidad viene en nuestros genes. Luego entra la cultura. En la europea, sobre todo en España, está mal visto declararse feliz. En Estados Unidos se glorifica, la gente creyente cree que cuanto más feliz eres, más probabilidades tienes de ir al cielo, algo que choca con lo que a mí me enseñaron.

-Circulan miles de definiciones sobre la felicidad.

-Por eso cuando la estudiamos decidimos en primer lugar no usar esa palabra, sino satisfacción con la vida en general, causa menos shock. Pero aunque no nos pongamos de acuerdo, todos reconocemos la felicidad cuando la sentimos. No tenemos tampoco un aparato para medirla. Tenemos que preguntar.

- Y resulta que un 85-90% se declara muy satisfecho...

-Las notas suelen ser altas, 7-8 sobre 10.

-¿En medio de esta crisis?

-Sí, sí. Suele ocurrir que, cuando se pregunta por la nota que se daría al resto del mundo, sea inferior a la personal. Nuestro cerebro nos ayuda a sentirnos mejor que el resto. La crisis es tremenda, pero uno puede organizar su vida, minimizar el impacto, hacer algo por mejorar su situación. El situar el control en uno mismo es muy satisfactorio. El miedo, la falta de control, te paraliza.

-¿El miedo es uno de los peores enemigos de la felicidad?

-Exactamente. El miedo con sentimiento de indefensión. Si estás en un avión y sale humo, puedes levantarte del asiento y salir. Si te dicen que tienes cáncer, puedes colaborar con el tratamiento. Está demostrado que si tú piensas que puedes, lo vas a intentar.

-¿Es verdad eso de que las mujeres vivimos más porque hablamos mucho?

-Bueno, no está demostrado. Sí es cierto que viven siete años más. Los hombres y las mujeres son igualmente felices, estadísticamente hablando. Lo que ocurre es que la mujer en general se siente más cómoda hablando de su estado de ánimo. Pero cuando se le pregunta, la mujer no suele darse más nota que el hombre.

-¿Definitivamente no asociamos dinero con felicidad?

-No, tú preguntas de dónde sacas la felicidad y el 90% te va a nombrar las relaciones afectivas. Otros el trabajo, que antes era un castigo de Dios. Sobre todo es importante sentirse útil.

-¿Usted es feliz?

-Yo diría que tengo un nivel de satisfacción de 8 o 8,5.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario