07 de marzo de 2018
07.03.2018
Jorge M. Reverte Escritor y periodista

"En la posguerra mi padre iba a Chicote a comprarnos de estraperlo la penicilina"

"No se llevó a Ava Gardner a la cama, fue ella quien se lo llevó a él, pero mi padre no hablaba de mujeres, era un caballero, y nos enteramos por terceros"

07.03.2018 | 01:37
Jorge M. Reverte.

Produce a la velocidad de la luz y ya está de nuevo en las librerías. Acaba de publicar 'Una infancia feliz en una España feroz' (Espasa). A través de sus propios recuerdos y los de su familia, Jorge M. Reverte (1948) reconstruye la vida cotidiana de un niño en el Madrid de los años cincuenta, dominados por la posguerra. A través de sus memorias, el escritor y periodista traza un retrato sociológico de la vida del país. "Era una España moralmente miserable, repugnante, en la que había odio y hambre por todas partes", afirma en esta entrevista, hecha por correo electrónico, mientras sigue recuperándose de un ictus.

- ¿El libro es una crónica de una familia de clase media en la posguerra?

-No es una crónica, sino relatos verídicos sobre la calle -de todos- y la familia -la mía- que era, sí, de clase media.

- Está presente el nacionalcatolicismo y la violencia de los curas en los colegios.

-M uy presente. Sin el nacionalcatolicismo, que fue un invento catalán, y la violencia, el régimen franquista no había sido lo que fue.

- Habla del odio y el hambre de esos años. De la miseria y del estraperlo.

-La España de entonces era moralmente miserable, repugnante. Había odio y hambre por todas partes. Y mucho meapilas. Un cóctel tremendo.

- ¿La penicilina se vendía de estraperlo en Chicote?

-Era uno de los sitios. Chicote era muy amigo de Franco y mi padre, cuando tuvimos el tifus, fue a comprarla allí.

- ¿Insinúa que su padre se llevó a la cama a Ava Gardner?

-No. Ni mucho menos. Fue ella quien se lo llevó a él. Mi padre no hablaba de mujeres. Era un caballero. Nos enteramos por terceros.

- ¿Debe su nombre al padre de Juan Luis Cebrián?

-Si, pero la primera opción fue la de Jaime. Y me habría caído lo de Jaimito.

- Su primer amor fue Mauren O'Hara, pero se lo confesó un poco tarde, ¿no?

-A ella tardé muchísimo. Lo supo antes mi mujer.

- ¿Se la encontró en un avión?

-Sí, hace unos años, volando de Nueva York a Los Ángeles. Estaba a mi lado y le dije que me enamoró en El hombre tranquilo.

- ¿Le gustaban las historias de su tío Antonio, militar, en Marruecos?

-A pesar de que yo le insistía, no hablaba mucho de eso.

- ¿Y tiraba de la lengua a su padre para que le hablase de su experiencia en la División Azul?

-Si, pero no obtuve respuestas hasta que se estaba muriendo.

- ¿Es inevitable que usted acabase escribiendo sobre la guerra?

-Es posible, porque lo que más me interesa es cómo reaccionan los hombres en situaciones límite. Por otro lado, me interesó hacer literatura y contar le guerra de otra manera.

- Una familia de periodistas: su abuelo, Manuel Reverte, subdirector de ABC ; su padre, Jesús Tessier, trabajó en Arriba, Efe y Radio Nacional. Y de seis hermanos, tres salieron periodistas, Javier, Isabel y usted.

-Una enfermedad. Habría sido más aburrido si los tres hubiéramos sido registradores de la propiedad.

- Menciona "la generosa farmacia de la Asociación de la Prensa".

-Era un auténtico centro de distribución de drogas. Legales, por supuesto.

- Tener tres tías carceleras, ¿era normal?

-No. Yo me he quedado a cuadros al darme cuenta con preparando el libro.

- ¿Una abuela aristócrata de mal carácter?

-Muy mal carácter. Ahora la entiendo: pasar de ser condesa rica a suegra de un periodista que vive de él no debe de ser fácil.

- ¿A los 9 años leía la prensa?

-Si. Gracias a la sección de Sucesos del ABC?

- ¿Las crónicas de los crímenes de El Jarabo le descubrieron su vocación periodística?

-Nunca he tenido vocación. Pero cuando dejé la Física tenía que hacer algo, y eso no era difícil.

- Leyó los Episodios Nacionales de niño, ¿es precocidad?

-No, pasión lectora. Era apasionante.

- Toda la familia era muy lectora, dice. Y a su hermano Javier ya le tiraba la aventura

-Era un aventurero en ciernes. Y también le gustaba escribir. Estaba claro cómo iba a acabar.

- Declara su admiración por Gila y Tip, ¿qué le enseñaron?

-Que el mundo era al revés.

- En esa época descubrió Radio Pirenaica, ¿un presagio de su futura militancia en el PCE?

-Para nada. Yo pensaba que los comunistas eran demonios.

- Está claro que era una España feroz, pero ¿fue un niño feliz?

-Descubrí que para ser feliz sólo hay que aparentarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Enlaces recomendados: Premios Cine