08 de mayo de 2020
08.05.2020
La Opinión de A Coruña
Jorge Ruiz Vocalista de Maldita Nerea

"La mayoría de músicos no vamos a poder girar y estaremos meses metidos en casa"

"Los autónomos estamos a la intemperie, pero yo abogo siempre por la autosuficiencia, y ahora no va a ser menos", afirma el vocalista del grupo pop

08.05.2020 | 00:53
Jorge Ruiz, durante un concierto de Maldita Nerea.

Maldita Nerea, el proyecto musical que lidera Jorge Ruiz, estrenó un nuevo disco ( Un planeta llamado nosotros) que inmediatamente fue número uno, y arrancó su gira con otro asalto al Wizink Center el Día de los Enamorados. Después tocaron en París, Londres, Dublín... Cuando estaban a punto de volver a México, estalló la pandemia y todo se fue al traste. Bien mirado, el título del disco resulta ahora un tanto visionario. En un momento en el que parece que la reflexión no es lo más abundante ante los acontecimientos que estamos experimentando como sociedad, Maldita Nerea profundiza en el concepto más ético de la unidad. Jorge Ruiz es, además, patrono de la fundación Promete, y habitual de diversos think tanks de filosofía y educación. Nos invita a sumergirnos en su particular universo de positividad, y habla de pragmatismo, de su experiencia en estos tiempos de confinamiento.

Está llevando el encierro en familia, niños incluidos...

Con la mayor normalidad posible.

Normalidad dentro de la anormalidad.

Yo le llamo el sinsentido, porque, es una opinión personal, el principal criterio para tomar la decisión es el miedo. Y el miedo en sí no es un criterio. Dentro de eso, con la mayor sonrisa que podamos desprender, estamos bien. Aquí, en mi casa, los cinco estamos bien.

Habrá establecido rutinas para hacerlo más llevadero.

Me está costando despertarme temprano. No soy el único, por lo que he leído. Estoy aprovechando para lo que nunca puedo hacer y tengo pendiente hace años. Tengo una rutina, eso es cierto, bastante laxa, y la estoy llevando a rajatabla. Es lo único que estoy haciendo, que no es poco: mejorar la dieta, y la práctica de meditación dos veces al día. Esto es con lo que estoy pasando yo el confinamiento. La mayoría de los músicos no vamos a poder girar, y vamos a tener que estar más de seis meses metidos en casa. Estoy aprovechando para arrancar ahora una práctica que quería llevar a cabo, y la gira no me lo permitía.

Hay quien empieza a hablar de que no va a haber conciertos ni festivales hasta 2021. No sé si esto es un poco exagerado. Todo se basa en el día a día; esto es una experiencia absolutamente inédita para la humanidad. ¿Cómo ve el horizonte?

Yo ahí sí que soy muy pragmático. De hecho, teníamos un 2020 y un 2021 increíbles, teníamos una previsión, y ya conciertos cerrados para los dos años, y eso se ha caído. Mi cabeza, y así lo he transmitido a todo mi equipo, es dar 2020 por perdido, y luego, si se puede rescatar algo, será un regalo, pero pensemos ya en lo siguiente, porque las medidas de higiene social no sabemos por dónde van a a salir. Yo soy muy optimista. Creo que igual que ha venido esto así de súbitamente (aunque se veía venir nadie era capaz de preverlo a este nivel), también puede haber una noticia o una cadena de noticias que lo cambie todo, en forma de cóctel de fármacos o de tratamiento concreto asequible para toda la población, antes de que llegue la vacuna, y luego que se vayan descubriendo más medidas de control del virus. Y ya se van conociendo cosas que al principio de la pandemia no se sabían. Yo creo que esta cadena de noticias puede llegar a la economía, y por lo tanto a nuestro sector, que siempre va un poco por detrás. En ese sentido sí soy optimista.

¿Cómo le ha afectado personalmente? Profesionalmente ha hablado de cancelaciones.

Sí, tuvimos la suerte de poder sacar el disco, conseguimos el número 1 y llenar los tres conciertos del Wizink. Habíamos empezado a toda velocidad. Teníamos un año de contratación muy importante y con muy buenas previsiones. En ese sentido nos ha afectado, pero lo que hemos podido aplazar lo máximo en el tiempo, lo hemos hecho, como el concierto de México, que lo hemos pasado a noviembre. Veremos si lo podemos hacer, somos optimistas, pero no tenemos la certeza, porque allí ha llegado con más retraso. Lo que se pueda hacer, se hará, y lo que no, se pospondrá. En ese sentido sí nos ha afectado. Yo creo que también es una buena oportunidad a nivel creativo. Todos estos meses tenemos tiempo para replantearnos incluso nuestra forma de hacer canciones. Eso es una buena noticia, a pesar de todo lo económico que conlleva. Casi me afecta más como autónomo que por la gira, que la puedo retrasar. Los autónomos prácticamente estamos a la intemperie, pero yo abogo siempre por la autosuficiencia, y ahora no va a ser menos.

De hecho, ahora mismo había interrumpido algo. ¿Una grabación?

Era mucho más mundano: las clases de los niños. Son directos donde tienes que estar con ellos. Sobre todo por las tardes, que es cuando más audiencia hay, tengo un live de estos que se están haciendo, aunque no soy yo mucho de hablar con un teléfono; prefiero hablar por teléfono.

Tuvo un encuentro a través de Instagram con sus seguidores, las tortugas . Son ya más de medio millón. Parafraseando aquello de Elvis, "medio millón de tortugas no pueden estar equivocadas".

Es curioso el consumo de Maldita. Nosotros nos hemos centrado mucho en el audio; es donde más seguidores tenemos, en el streaming. Superamos hace poco el medio millón de seguidores en Spotify. ¿Ahí qué esperas? Canciones nuevas. Luego, en el resto de redes sociales, vamos en función de cuando entramos, como todo lo que es visual.

Celebran un encuentro internacional de tortugas en Instagram. ¿Qué salió de la reunión?

No me gusta demasiado cualquier forma de comunicación que no tenga un contacto, o que no sea una comunicación directa como esta que estamos manteniendo por teléfono. En un directo de Instagram yo no puedo ver a la gente realmente, y el timeline de comentarios va tan rápido que o estás pendiente de una cosa o de la otra. Primero, fue muy largo; con una hora no me da para hablar con la gente. Fueron casi tres horas. Segundo, iba conectando con los diferentes países y los iba incluyendo para que pudieran preguntar y yo preguntarles cómo estaban en su país, y tener una conversación lo más distendida posible, sin el agobio del tiempo. Así es como lo estamos haciendo. Yo prefiero mantener un perfil justo ahora discreto, de silencio, y pensar en lo que va a venir después. Si no vas a mejorar el silencio, mejor cállate, incluyendo todo lo que tenga que ver con las redes sociales.

No deja de ser curioso que su último disco se titulara Un planeta llamado nosotros , y que apareciera justo en el momento previo a esta pandemia que vivimos ahora mismo. Si no es profético, estuvo muy acertado con ese título...

Es de esas casualidades, pero no solo eso; tres de las canciones que hay dentro tienen mucho que ver con lo que estamos pasando: Demasiado ruido viene a hablar de todo aquello que no llega a ser en sí comunicación y sin embargo interfiere en tu vida como si lo fuera. Otra es Te prometo libertad, no te voy a decir nada de cómo nos sentimos muchos estando confinados. Y La espera habla literalmente de la ansiedad. No es que sea profético, ha sido una mera casualidad, pero nosotros escribimos mucho sobre el mundo interior de la persona. Cualquiera de nuestros discos te puede servir para reflexionar; en ese sentido le quito mérito. Sencillamente, nosotros hablamos de filosofía en las canciones, aunque sean pop y la gente no lo sepa. Ahora es un momento en que la gente tiene mucho tiempo para reflexionar. Otra cosa es que lo haga.

Y mucha positividad hay en esas canciones. Justo ahora que en las redes sociales impera el yo , aparece un disco donde se aboga por el nosotros .

Al final, la filosofía y la sabiduría acaban en determinados puntos que son comunes a todos: la belleza, la libertad, y sobre todo el autoconocimiento. Uno de los ejes clave es la épica. La épica es el nosotros. Para estar yo bien es necesario que tú estés bien, porque tú me completas. No es muy complejo de entender. Ahí hay un espacio para la reflexión de cada uno.

¿Qué puede aportar un músico, qué puede aportar usted a una situación como esta?

No aportar ruido. Si no vas a hacer una buena canción, no la hagas. Lo dejo ahí con un silencio detrás. "Estate quietecito y mete la guitarra en su funda". Lo digo como máxima. La crisis te da un espacio creativo siempre, es así hasta en los animales, tienes tiempo de sobra para hacer tu mejor canción, pero para eso tienes que eliminar el ruido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario